Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno actualiza la norma de aplicación de ayuda al sector vitivinícola español para el periodo 2014-2018

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes, a propuesta del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, un Real Decreto que actualiza la norma de aplicación del Programa de Apoyo al sector vitivinícola para el periodo 2014-2018.
En concreto, el programa ofrece como medidas elegibles para solicitar ayudas la promoción del vino en terceros países, la reestructuración y reconversión del viñedo así como la destilación de subproductos y la innovación.
Con la nueva norma se adapta la legislación nacional a los nuevos reglamentos comunitarios de desarrollo de la Organización Común de Mercados (OCM) en el sector vitivinícola, que entraron en vigor el pasado 18 de julio.
Las nuevas disposiciones de la Comisión Europea clarifican aspectos sobre los beneficiarios, los criterios de admisibilidad y de prioridad y las normas para la selección de solicitudes, entre otras cuestiones, por lo que se han introducido adaptaciones en las ayudas de promoción en mercados de terceros países, de reestructuración y reconversión de viñedos, de destilación de subproductos, de innovación y de cosecha en verde.
Esta nueva norma se aplicará retroactivamente desde el 18 de julio, fecha de entrada en vigor de los citados reglamentos. No obstante, las disposiciones del anterior Real Decreto 1079/2014, de 19 de diciembre, se seguirán aplicando a las solicitudes presentadas con anterioridad a esa fecha.
Agricultura ha resaltado que con esta aprobación del Real Decreto se continúa apostando por la mejora de la competitividad del sector vitivinícola español a través del refuerzo de sus estructuras productivas, de los proyectos de innovación y de la promoción en países terceros, con lo que se seguirá incrementando la capacidad de comercialización y de exportación.