Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno aprueba el Plan Nacional de Reformas 2017 para consolidar la recuperación y el crecimiento

Incluye la ley de reforma urgente del trabajo autónomo, una estrategia de eliminación de umbrales empresariales y otra de internacionalización de la economía
El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes la remisión a la Comisión Europea del Plan Nacional de Reformas 2017, que recoge las reformas estructurales y las medidas de consolidación fiscal y Agenda Europea previstas por el Gobierno para mantener el crecimiento y el ritmo de creación de empleo.
Así lo ha anunciado el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que ha explicado que el Programa Nacional de Reformas de este año se estructura en tres grandes bloques: reformas estructurales, consolidación fiscal y agenda europea.
La remisión del Plan Nacional de Reformas, junto al Programa de Estabilidad Presupuestaria, es una obligación de todos los Estados miembros de la UE a fin de coordinar las políticas económicas nacionales y lograr los objetivos establecidos para la Unión en su conjunto.
Méndez de Vigo ha explicado que las líneas prioritarias del PNR de 2017 están marcadas por las directrices marcadas por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su discurso de investidura y tienen en cuenta en actual entorno institucional, marcado por la "necesidad de llegar a acuerdos" con otras fuerzas políticas.
El objetivo es que las reformas del plan tengan su "traducción parlamentaria" y haya implicación por parte de las comunidades autónomas en su consecución, tras la Conferencia de presidentes autonómicos del pasado mes de enero, ha apuntado.
COLEGIOS PROFESIONALES Y TRABAS ADMINISTRATIVAS.
Las reformas estructurales incluidas en el plan se dirigen a profundizar en las medidas realizadas en los últimos años que "tan buenos resultados han producido", ha apuntado Méndez de Vigo, quien ha explicado que se centran en seis áreas de actuación.
Estos son la creación de empleo y la inclusión social; medidas para combatir la pobreza y la exclusión social y para el mercado de bienes y servicios, con el fin de dar impulso en la implementación de la Ley de Garantía de la Unidad de Mercado para seguir promoviendo el funcionamiento de los mercados, la creación y el crecimiento de empresas y la eliminación de trabajas injustificadas y cargas no proporcionadas a las empresas.
También se incluyen medidas de respaldo a la actividad emprendedora y el desarrollo empresarial, como son la Ley de Reforma Urgente del Trabajo Autónomo, la Estrategia de eliminación de umbrales empresariales y la Estrategia para la internacionalización de la economía española 2017-2020.
El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha vuelto a remarcar la necesidad de ajustar la normativa comunitaria en el sector de los servicios y los colegios profesionales, y ha recordado que el objetivo viene recogido en las recomendaciones de la OCDE.
Además, ha avanzado que el Gobierno presentará en las próximas semanas el análisis de todos los obstáculos existentes para el incremento de tamaño de las empresas, especialmente las pymes, algo que está "limitando" el crecimiento económico a pesar de las "buenas" cifras.
EFICIENCIA EN LA ADMINISTRACIÓN.
Las otras dos áreas de actuación de las reformas del plan se centran en el crecimiento sostenible, el I+D+i y el medio ambiente, y en la eficiencia de la Administración pública, con medidas entres grandes ámbitos: la reforma y modernización de la Administración y su relación con los ciudadanos y las empresas, la mejora de los procesos de contratación y la mejora de la actividad de producción normativa del Estado.
Por último, el Plan Nacional de Reformas de 2017 incluye un apartado dedicado a las reformas a largo plazo, en el que se marca la necesidad del consenso con las fuerzas políticas en materia de Educación, el sistema de financiación autonómica y local y en lo referido al sistema público de pensiones.