Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno y Parlamento tienen 15 días para alegar ante el recurso contra el decreto de cláusulas suelo

El Gobierno, el Congreso y el Senado disponen de quince días para personarse en el procedimiento y formular alegaciones después de que el Tribunal Constitucional (TC) admitiera a trámite el recurso de inconstitucionalidad promovido por el Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea contra el Real Decreto-Ley de medidas urgentes de protección de consumidores en materia de cláusulas suelo.
La admisión a trámite del recurso "no supone pronunciamiento alguno sobre el fondo del citado asunto", que el Tribunal resolverá "en próximas fechas", ha informado el TC en un comunicado.
Unidos Podemos presentó el pasado mes de abril un recurso contra esta norma al considerar que "se salta muchos de los derechos" que reconoce la Carta Magna.
La coalición considera que el Decreto vulnera el principio de igualdad ante la ley (recogida en el artículo 14 de la Constitución), la tutela judicial efectiva (artículo 24) y la protección debida a los consumidores (artículo 51).
Así, critica que el mecanismo extrajudicial "pone a los deudores hipotecarios en una situación de desigualdad frente al banco, que decide cómo, cuándo y dónde devolver lo cobrado indebidamente". Asimismo, entiende que "no establece con carácter obligatorio un sistema de control y sanción sobre las entidades bancarias" ni tampoco cuenta, a su juicio, con todas las garantías judiciales efectivas.
Por otro lado, considera que la norma es discriminatoria, pues no pueden acogerse a ella las personas jurídicas, y critica que las costas procesales hayan sido "perdonadas" a las entidades bancarias.
Este Real Decreto-Ley recurrido por Unidos Podemos fue aprobado por el Gobierno el pasado 20 de enero y en él se establece un procedimiento extrajudicial para resolver las reclamaciones de los consumidores derivadas de las últimas sentencias judiciales.