Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno articulará una vía de arbitraje para los preferentistas

Luís de Guindos, en el CongresoEFE

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha avanzado en su comparecencia ante la comisión del ramo en el Congreso que se articularán procedimientos de arbitraje para los tenedores de productos híbridos como las participaciones preferentes de Bankia para acordar soluciones en los "casos más flagrantes donde se demuestre mala praxis en la comercialización" de estos títulos. Así, ha asegurado que los tenedores de participaciones preferentes de Bankia, Catalunya Bank y Novogalicia Bank recuperarán el 60% de sus inversiones, más de lo inicialmente previsto. Además, De Guindos ha explicado que el 90% del sector bancario español quedará bajo la supervisión única y que transferir activos tóxicos de entidades nacionalizadas a la Sareb requerirá ampliación de capital.

Según el ministro, en las conciliaciones de preferentes se "seguirán criterios de selección similares a los de Novogalicia Caixa y Catalunya Bank", garantizándose así un "procedimiento rápido en su ejecución y con ventajas en los costes".
"Se operará con la colaboración de las autoridades de consumo autonómicas, que resolverán el arbitraje, aunque previamente un asesor privado filtrará en cada entidad los supuestos que evidencien una clara mala praxis. Así, el cliente encontrará el proceso más sencillo y rápido para resolver el conflicto", ha añadido.
Además, se ha mostrado "absolutamente abierto" a "establecer todos los filtros oportunos" en este arbitraje para que "todos los que se vieron engañados, estafados, por una comercialización no adecuada de las preferentes y lo puedan demostrar se les compense el cien por cien del valor nominal de su emisión".
Recuperar el 60% de la inversión
Para el resto de tenedores de participaciones preferentes de Bankia, Catalunya Bank y Novogalicia Bank, De Guindos ha avanzado que recuperarán el 60% de sus inversiones, más de lo inicialmente previsto.
Según De Guindos, la metodología aplicada por la Dirección General de Competencia de la Comisión Europea (CE) para el reparto de las cargas de la reestructuración de estas entidades supondrá que los tenedores de productos híbridos "recuperarán de media el 60% de sus inversiones, un valor muy superior a su valoración actual de los activos en el mercado", si bien la devolución final que se aplique en cada caso dependerá del producto, del tipo de interés y de su fecha de vencimiento.
"En la mayor parte de los casos tendrán que aceptar canjear (sus productos híbridos) por instrumentos computables como recursos propios de primera calidad, es decir, por acciones nuevas de las entidades tras su saneamiento. Pero gracias a esa conversión se ha conseguido un nivel de recorte inferior al criterio habitual de las ayudas de Estado. En los casos donde los títulos de capital convertidos no sean líquidos se buscarán fórmulas para darles liquidez", ha añadido.
Así, De Guindos ha hecho hincapié en que las acciones de Bankia que se reciban en el canje corresponderán a la entidad "una vez saneadas", mientras que en los casos de Novogalicia Banco y Catalunya Bank "se buscará un sistema que pueda tener liquidez o hacerlas líquidas una vez se reciban".
Sector bancario bajo supervisión única
Igualmente, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha precisado que el 90% de las entidades financieras españolas quedarán bajo el paraguas del nuevo supervisor bancario único europeo, que fue acordado en el último Ecofin y suscrito por el Consejo Europeo celebrado la semana pasada.
"Es impactante el acuerdo al respecto de la unión bancaria y (el supervisor único) es fundamental porque supone poner el primer pilar de esa unión bancaria. Esto significa que, a partir de 2014, el Banco Central Europeo (BCE) supervisará a entidades financieras europeas que gestionan unos 30.000 millones de euros en activos", ha dicho.
Transferir activos tóxicos requerirá ampliar capital
De la misma manera, De Guindos ha anunciado que la transferencia de activos tóxicos por parte de las entidades del llamado grupo 2 (las que necesitan ayudas públicas pero con la previsión de que las devuelvan) a la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb, el llamado 'banco malo') tendrá lugar en febrero, y requerirá una nueva ampliación de su capital, tras la realizada el pasado día 13 para constituir la sociedad promotora y la de este lunes para incorporar capital extranjero.
Además, el ministro ha señalado que los planes de reestructuración de las entidades del Grupo 2 costarán entre 1.500 y 2.000 millones de euros, según las estimaciones del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), del Banco de España y de la Comisión Europea (CE), si bien el dato definitivo se conocerá a finales de semana.