Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno no está de acuerdo con Standard and Poor's

Fernando Jiménez Latorrecuatro.com

El secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Fernando Jiménez Latorre, ha manifestado que el Gobierno no está de acuerdo con la decisión de la agencia de calificación Standard & Poor's (S&P) de rebajar la nota de España y situarla al borde del bono basura.

Así lo ha señalado Latorre en la rueda de prensa del IPC, donde ha reconocido que la noticia les ha sorprendido y ha explicado que la rebaja se debe a los procesos de decisión a nivel europeo, como la capitalización directa de la banca, y a la percepción de S&P del conflicto social que existe con las comunidades autónomas.
Así, Latorre ha confiado en que cuando se confirme que los mecanismos europeos de decisión funcionan adecuadamente y que los compromisos de consolidación de todas las administraciones públicas se cumplen se pueda reconsiderar la nota de calidad que otorga a la deuda pública española esta agencia estadounidense.
El BCE podría actuar en un plazo "relativamente breve"
Jiménez Latorre ha asegurado que el BCE podría empezar actuar en un plazo "relativamente breve", aunque España aún tiene que tomar una decisión teniendo en cuenta todos los factores de la eventual petición de ayuda. "Lo suyo es esperar que de una forma u otra el mecanismo de intervención en mercados secundarios pase a actuar en un plazo relativamente breve".
Latorre ha explicado que ha sido el propio BCE el que ha reconocido "ineficiencias" en la política monetaria así como la necesidad de dejar claro que el proyecto del euro es "irreversible", algo en lo que ha coincidido el FMI. A su parecer, si es el propio BCE el que ve esas "ineficiencias y dudas" sobre la irreversibilidad del proyecto europeo, "lo lógico" es pensar que las instituciones tomarán las medidas necesarias para disipar esas dudas.
En cualquier caso, ha recordado que España tiene que valorar las opciones teniendo en cuenta toda la información relevante, como las condiciones de la eventual petición de ayuda. "Teniendo eso en cuenta se tomará la decisión", ha dicho.