Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno invertirá 36 millones de euros en la Estrategia de Seguridad y Salud en el Trabajo

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha afirmado este martes que el Gobierno invertirá 36 millones de euros en la Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo hasta 2020.
Durante la entrega de los premios Asepeyo a las mejores prácticas preventivas, la ministra ha apuntado que esta inversión contó con el consenso de los agentes sociales y de las comunidades autónomas.
Para Báñez, unas "buenas" prácticas preventivas constituyen un aspecto esencial de la "nueva cultura" del empleo que incorpora tanto estabilidad como derechos, formación y compatibilidad de la vida laboral y familiar.
Para la ministra, es "necesario" fomentar iniciativas que ayuden a consolidar la cultura preventiva, porque "ayudan a reducir los índices de siniestralidad laboral y a mejorar las condiciones de seguridad y salud en el trabajo". Así, cree que debe ser un compromiso de toda la sociedad.
En este contexto, Báñez ha apuntado que en esta legislatura la prevención también será "una parte importante" de la agenda de la calidad del empleo.
En la reunión que la ministra de Empleo y Seguridad Social mantuvo con los interlocutores sociales el pasado 20 de diciembre se conformaron cuatro mesas para hablar "del empleo, de la calidad del empleo y para tratar que nadie se quede atrás en la recuperación".
Concretamente, se creó una mesa de diálogo social sobre pensiones, otra sobre empleo, parados de larga duración y la situación de la ley de mutuas y prevención de riesgos laborales. Esta última, según ha afirmado Báñez, empezará a conformarse en la próxima semana.
En concreto, la ministra ha apuntado que en esta reunión se hablará de cómo mejorar el sistema adaptándolo a las nuevas circunstancias sociolaborales.
"Queremos estar preparados para construir los empleos de calidad del futuro", ha apuntado, tras recordar que España "no puede y no debe" competir en el mundo de los salarios bajos, sino que "puede y debe" hacerlo en talento.
Por último, Báñez ha abogado por trabajar de forma conjunta con empresas, mutuas y administraciones para el "empleo de calidad, estable, con derechos, dignamente retribuido, la formación de los trabajadores y para trabajos compatibles con la vida en una cultura horaria flexible y racional".