Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Generalitat ingresará 1.000 millones más en 2012

Para cumplir con el objetivo de déficit de 2012 marcado por la UE del 1,3%

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha asegurado que se ha marcado como objetivo que en 2012 la Generalitat ingrese 1.000 millones de euros más. De esta forma, el Gobierno catalán pretende cumplir el objetivo de déficit del 1,3% en 2012, siguiendo las directrices de la UE. Mas, que recortará el sueldo a los trabajadores públicos y subirá las tasas en los transportes, agua y educación, entre otros, ha dicho que si hubiera pacto fiscal estas medidas no serían necesarias.
Las líneas generales de los presupuestos del Gobierno catalán establecen para el próximo año reducir el déficit hasta el 1,3% exigido desde Bruselas. El pasado año el déficit de la administración catalana quedó en el 4,2%.
El presidente Artur Mas ha esperado a que pasaran las elecciones, tan favorables para CiU, para anunciar sus planes de recortes y ha asegurado que si hubiera un pacto fiscal no serían necesarias estas mediadas.
La principal novedad de estas cuentas es que el Gobierno catalán cambiará las prioridades seguidas durante este año y, tras priorizar los ajustes, ahora se marca como objetivo incrementar ingresos. Así, Mas pretende ingresar unos 1.000 millones de euros adicionales con la creación de una nueva tasa por receta farmacéutica dispensada por la sanidad pública, recorte de sueldos de altos cargos y empleados públicos, privatizaciones, venta de patrimonio público, incremento de tasas como la matriculación universitaria y el recibo del agua, además de la subida del billete del transporte público. El importe concreto de cada una de estas partidas aún no se ha concretado.
Mas también ha dado detalles sobre el calendario con el que trabaja el Gobierno catalán: su objetivo es aprobar las cuentas por parte del Consejo Ejecutivo en las próximas semanas y presentarlos en el Parlamento catalán a mediados de diciembre, y empezar entonces la negociación con los grupos de la oposición, por lo que 2012 empezaría sin el presupuesto aprobado y ello haría necesario prorrogar durante algunas semanas el de 2011.