Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Generalitat pide al Gobierno que actúe para que Bruselas autorice la retirada de 40.000 toneladas de fruta

La consellera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, Meritxell Serret, ha pedido este martes desde Bruselas al Ministerio de Agricultura que contacte con la Comisión Europea para que acepte aumentar la cuota de retirada de fruta de hueso en al menos 40.000 toneladas con el objetivo de revertir la crisis de precios que vive el sector.
"A partir de aquí, lo que toca seguir haciendo por parte de la Conselleria es seguir pidiendo al Ministerio que hable con el comisario (de Agricultura, Phil Hogan), que le pida esta decisión política de sacar adelante estas medidas", ha señalado en declaraciones a los medios tras reunirse con representantes de la Dirección General de Agricultura del Ejecutivo comunitario.
Serret ha defendido además que esta decisión debe adoptarse "de la manera más rápida y con la máxima celeridad". También ha indicado que se deben aplicar, si fuese necesarias, medidas restrictivas, "como se ha hecho otros años".
La consellera ha afirmado también que la Generalitat está en contacto con el Gobierno y que habló con la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina. "Ellos han cursado demandas a nivel de Dirección General con la Comisión Europea, pero ahora toca elevar el grado y pedirle a la ministra que hable con el comisario para que pueda dar esta orden a las personas con las que hoy nos hemos reunido", ha apuntado.
El director general de Afrucat, Manel Simon, ha coincidido en exigir "celeridad" y ha señalado que la limitación que existe es "política". Del mismo modo, ha advertido de que si se deja pasar el mes de agosto se perderá la campaña.
Según ha explicado Simon, desde el inicio de julio se ha descompensado el equilibrio entre oferta y demanda en el sector, con la consecuente acumulación de stocks y una caída de los precios a niveles "insostenibles". Por ello, ha reclamado que se reconozca que en la actualidad existe una "perturbación del mercado" y que "el veto ruso no se ha acabado".
A esto se ha unido la decisión de la Unión Aduanera Euroasiática, formada por Rusia, Bielorrusia y Kazajstán, de no aceptar la entrada de producto procedente de zonas con presencia de monilia, una condición "imposible de cumplir", ha afirmado Simon.
Así las cosas, la consellera ha indicado que los productores ya han hecho uso de la cuota de retirada prevista como consecuencia del veto ruso, por lo que se reclama "una ampliación mucho mayor para prevenir al máximo que continúen bajando los precios".
"Queremos crear una barrera psicológica que permita dar esta calma a los mercados y que dejen de caer los precios", ha argumentado Serret.