Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gas Natural estudia todas las opciones para su red de gas en España, pero no ha tomado ninguna decisión

El consejero delegado de Gas Natural Fenosa, Rafael Villaseca, ha afirmado que la compañía está analizando "todas las oportunidades" que se pueden presentar para su red de distribución de gas en España, aunque ha asegurado que no se ha tomado ninguna decisión sobre una posible venta de una participación de este negocio.
En una conferencia con analistas para presentar los resultados del primer trimestre, Villaseca indicó que de forma regular el grupo revisa su cartera de activos y "evidentemente en el negocio de distribución de gas en España se han producido novedades que acentúan el interés en revaluar la posición en la que estamos y las oportunidades que se presentan", señaló.
El pasado mes de marzo, EDP vendió Naturgas, su filial de distribución de gas en España, a un consorcio formado por Morgan Asset Management, Abu Dhabi Investment Council y Swiss Life Asset Managers por un valor de 2.591 millones de euros.
No obstante, Villaseca recalcó que "no se ha tomado ninguna decisión" al respecto de una posible venta y que el grupo analiza "todas las situaciones que podrían generar interés para el valor de la empresa".
EN ITALIA, DECIDIR SI PARTICIPA O NO EN LA CONSOLIDACIÓN.
En la misma línea se mostró respecto al futuro de sus actividades en Italia, país que está viviendo una reordenación de su sector de la distribución de gas encaminada a la consolidación, por lo que Gas Natural Fenosa deberá tomar una decisión próximamente con el fin de "maximizar su valor" en el país.
"Se presenta un momento de decidir si participamos en la consolidación en el país o si las circunstancias recomiendan no hacerlo y plantearnos la situación", dijo Villaseca al respecto.
ELECTRICARIBE, LAUDO ENTRE 2 Y 3 AÑOS.
Respecto al arbitraje internacional con Colombia por la decisión de intervenir y liquidar la filial Electricaribe, en el que el grupo pide recuperar la compañía con un marco regulatorio viable o, en su defecto, conseguir una compensación de acuerdo al valor justo de la sociedad, que se estima en más de 1.000 millones de dólares, el directivo señaló que el proceso se podría alargar entre 2 años y tres años para tener un laudo.
"Un proceso largo podría ser dos años o dos años y medio y tres años podría ser la expectativa de tener un laudo consolidado", indicó Villaseca.
Asimismo, descartó que se vayan a tener que realizar provisiones "de ninguna manera" por este hecho y se mostró convencido de que el valor que se obtendrá será muy superior a los 475 millones de euros, que es en lo que tiene valorado en libros la filial.