Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Garzón cree que el Gobierno no es de diálogo sino de "chantaje": "O compras los recortes o terceras elecciones"

No cree que Zoido vaya a modificar la 'ley mordaza' ni que la vicepresidenta vaya apostar ahora por el diálogo con Cataluña
El coordinador federal de Izquierda Unida (IU), Alberto Garzón, no cree que el nuevo Gobierno nombrado por Mariano Rajoy tenga vocación conciliadora o de diálogo sino que, muy al contrario, ha afirmado que está "pensado para el chantaje permanente de recortes o terceras elecciones".
Durante una rueda de prensa celebrada este viernes en el Congreso , el diputado de Unidos Podemos ha calificado al Gobierno de "continuista". "Iba a estar pensado para el diálogo y no vemos que sea un Gobierno conciliador, sino químicamente puro del PP, pensado para chantajear al Congreso: O compras los recortes, o terceras elecciones", ha dicho.
Un mensaje que augura que el nuevo Ejecutivo va a dirigir continuamente durante esta legislatura al PSOE y a Ciudadanos, partidos que han facilitado que Mariano Rajoy siga de inquilino en La Moncloa.
"PREMIO" PARA GUINDOS, MONTORO Y BÁÑEZ
En todo caso, Garzón considera que Rajoy ha sido "coherente" con manifiesta voluntad de no dar marcha atrás a las políticas aplicadas durante estos últimos años. En concreto, ha criticado que se mantengan en sus carteras los principales ministros económicos: Luis de Guindos, "el del rescate bancario de 60.000 millones saqueados"; Cristóbal Montoro "y su reforma fiscal con más impuestos para clases medias y bajas y menos para las altas"; y Fátima Báñez, "con la reforma laboral que tanto daño ha hecho".
"Es un premio a ese comportamiento", ha reprochado, describiendo en este punto la incorporación de Álvaro Nadal --titular de la cartera de Energía, Turismo y Agenda Digital-- como el "cierre del círculo" a estas políticas.
La continuidad de los nombres anticipa, ha dicho Garzón, una continuidad en las políticas de austeridad, por lo que cree que solo "queda en el aire saber cuándo el PP va a presentar los primeros recortes de servicios públicos". "Es el único interrogante que nos queda", ha apostillado.
Durante su comparecencia, Garzón también ha dicho que no tiene esperanzas en que el nuevo ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, vaya a "modificar" la denominada 'ley mordaza" porque carece de una posición "conciliadora" y "dialogante", y porque el PP sigue instalado en su "lógica autoritaria" de intentar "criminalizar" la protesta social.
Así lo demostró el pasado domingo, ha recordado el portavoz adjunto de Unidos Podemos, con la manifestación convocada en las inmediaciones del Congreso de los Diputados contra la investidura de Mariano Rajoy.
Preguntado por que a partir de ahora vaya a ser la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, la encargada de 'lidiar' con las comunidades autónomas y, en concreto, con Cataluña, Garzón se ha mostrado "escéptico" con que su nueva competencia vaya a variar la posición "inmovilista" que ha mostrado Mariano Rajoy en torno a la cuestión catalana.
LA "JUDICIALIZACIÓN" DEL "PROBLEMA" CATALÁN
Según ha denunciado, el PP hasta ahora no ha sabido afrontar el creciente independentismo en Cataluña, sino que lo único que ha hecho es "esconderlo" y "judicializarlo". "Ojalá cambie su comportamiento y empiece a dialogar con todas las fuerzas políticas de Cataluña y se pueda construir una mesa de diálogo para resolver este problema", ha manifestado.
Por otro lado, el diputado de Unidos Podemos también ha hablado de los "ingredientes enormemente contradictorios" que, a su juicio, condimentan el nuevo Ejecutivo de Rajoy, y se ha referido al nombramiento del nuevo ministro de Fomento, Íñigo Gómez de la Serna, anterior alcalde de Santander.
Precisamente, ha recordado que el Plan Urbanístico de su ciudad ha sido cuestionado por el Tribunal Supremo. "Es llamativo, pero muy propio de Mariano Rajoy elegir como jefe responsable de Fomento a alguien que está investigado por hacerlas cosas mal en su ciudad", ha dicho.