Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Garicano destaca que la rebaja fiscal se dirige a los que no logran salir adelante y a los solidarios

El responsable de Economía de Ciudadanos, Luis Garicano, ha calificado la rebaja fiscal para 2018 negociada con el Gobierno a cambio del apoyo de la formación naranja al techo de gasto como un "paquete ciudadano" dirigido "a los que pese a su gran esfuerzo no salen adelante" y orientado a ayudar al que se ayuda y ayuda a otros".
En su cuenta de Twitter recogida por Europa Press, Garicano se ha congratulado del acuerdo, que permitirá que 3,5 millones de contribuyentes se beneficien de la rebaja fiscal, cuyo coste rondará los 2.000 millones de euros.
Así, los 'mileuristas' (categoría en la que engloba a los que perciben ingresos de hasta 14.000 euros) quedarán exentos del impuesto, con lo que se eleva en 2.000 euros el umbral de ingresos fijado hasta ahora.
El siguiente tramo, de 14.000 a 17.500 euros anuales, también tendrá rebaja fiscal. "Esto beneficia a 2,8 millones de contribuyentes y cuesta 1.200 millones", explica el economista, que detalla que la medida supone una rebaja de 400 euros por persona de rentas medias/bajas.
Asimismo, se beneficiarán de una deducción de 1.200 euros anuales en la declaración de la renta los que tengan ancianos y personas discapacitadas a su cargo, lo que según Garicano, "supone una reducción para 500.000 personas de 100 euros al mes.
Para el economista, esta medida "es mejor que las ayudas a la dependencia, porque no crea incentivo negativo, ya que no hay que dejar de trabajar para tener apoyo por estar a cargo de cuidar a dependientes".
COMPLEMENTO SALARIAL GARANTIZADO
Garicano ha destacado que el partido que lidera Albert Rivera empieza así a implementar en tres partes el complemento salarial garantizado que prometió en febrero de 2015, del que la primera parte es el comploemento salarial para jóvenes que se formen y trabajen. La segunda fase es el impuesto negativo para contribuyentes con personas dependientes a su cargo, y la tercera es la rebaja del IRPF para las rentas bajas acordado con el Gobierno.
En un desayuno celebrado en Madrid, el líder de Cs ha asegurado que estas medidas se aplicarán en 2018, pero ha anunciado que trabajarán para que haya más rebajas fiscales, también en los tramos autonómicos, a partir del ejercicio siguiente.
Albert Rivera ha explicado que estas medidas han sido posibles por el cambio en la política fiscal exigido por su partido para apoyar el techo de gasto propuesto por el Gobierno, algo que harán después de que ayer miércoles el ministro de Hacienda les comunicara que rectificaba en su posición inicial de no rebajar impuestos.
Según Rivera, Montoro ha dicho que sí, pero no porque a Rajoy le guste bajar los impuestos, o porque al ministro de Hacienda le guste cumplir los pactos de investidura, sino porque los ciudadanos han hecho que el partido naranja sea decisivo.