Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

García (Siemens) ve preocupante la incertidumbre política en España, que frena proyectos empresariales

Reclama a las empresas que utilicen sus beneficios para aumentar la inversión en tecnología
La presidenta de Siemens España, Rosa García, ha afirmado que España atraviesa un momento "muy preocupante" por la incertidumbre política que existe en el país generada por la ausencia de un Gobierno estable y ha asegurado que esta situación está ralentizando el desarrollo de proyectos empresariales.
"Necesitamos cuanto antes tener las mayores de las certezas y saber cuáles van a ser las leyes y los acuerdos que nos van gobernar en los próximos años", ha afirmado García en un desayuno de trabajo organizado por la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE).
La presidenta de Siemens España ha remarcado que a los empresarios lo que más les asusta es la incertidumbre, ya que las compañías realizan inversiones a largo plazo y necesitan saber "cuáles van a ser las reglas de juego de los próximos años".
En este sentido, García ha señalado que las empresas siguen ejecutando sus proyectos porque tienen que ajustarse al mundo, "y el mundo no para", pero ha añadido que probablemente no lo están haciendo a la velocidad tan rápida que deberían.
Así, ha explicado que esa ralentización que se está produciendo en sus proyectos se debe a la ausencia de cierta incertidumbre en torno a cuáles van a ser las reglas del juego que van a regir a las empresas en el mercado local español.
APUESTA POR LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL.
Por otro lado, García ha instado a los compañías españolas, ahora que la crisis se está superando y empiezan a registrar de nuevo beneficios, a que inviertan con "urgencia" en tecnología, porque si no van a perder competitividad en el entorno actual.
En este sentido, ha alertado de que desde 2001 hasta la crisis las compañías españolas han perdido "la comba tecnológica", ya que las grandes empresas redujeron en torno a un 30% su inversión en tecnología, porcentaje que en el caso de las pymes asciende hasta un preocupante 70%.
Además, García ha añadido que durante la crisis se ha dejado de aumentar la inversión en I+D+i, en parte por culpa de la política aplicada por el Gobierno, que tuvo que "apretarse el cinturón". "Yo no sé si hubiera hecho lo mismo", ha apostillado.
Sin embargo, también ha apelado a la responsabilidad de las empresas españolas, que representan sólo el 33% del I+D+i nacional, frente al 66% que suponen las compañías alemanas respecto a la inversión en su país. "Tenemos un problema de I+D+i claro", ha alertado.
En este contexto, ha subrayado la importancia de la denominada 'open innovation' que acerque a las empresas a las universidades o las startups para trabajar en innovación o que fomente la creación de clusters de conocimiento.
EMPRESAS MÁS GRANDES.
Además, ha afirmado que otra asignatura pendiente es el tamaño de las empresas, dado que las más pequeñas tienden a tener más problemas, en especial en periodos de crisis, por ejemplo por el acceso a la financiación, la atracción de talento o la falta de diversificación del negocio.
Por ello, ha incidido en la importancia de ayudar a las pequeñas empresas a convertirse lo más rápidamente posible en medidas y a las medianas a crecer, para que superen los 100 millones de euros de facturación.
Otro de los aspectos relevantes para abordar la transformación digital es, según García, hacer frente a cambios en el sistema educativo, ya que la digitalización requerirá perfiles distintos a los actuales que se adapten a las nuevas necesidades.
PLAN DE DIGITALIZACIÓN.
En este contexto, la presidenta de Siemens España ha recordado a las empresas la importancia de tener un plan de digitalización, lo que pasa primero por definir un directivo responsable de tecnología (CTO por sus siglas en inglés).
Asimismo, ha incidido en que la digitalización va cambiar la forma en la que las empresas deben ser dirigidas, ya que nadie va a poseer todas las respuestas dentro de la compañía y va a ser necesario desarrollar una compañía "donde la verdad fluya".
García ha admitido que la forma de negocio que impone la transformación digital estrechará los márgenes de las empresas, por lo que ha incidido en la importancia de llevar a cabo la digitalización interna para ahorrar costes y mejorar sus productos y servicios con el fin de incrementar la competitividad.