Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

J. García Carrión regresa cuatro años después a la Federación Española del Vino

La Comisión Ejecutiva de la Federación Española del Vino (FEV) ha aprobado la reincorporación del grupo bodeguero J. García Carrión como socio directo de la organización, a la que perteneció hasta el año 2013, según ha informado en un comunicado.
En concreto, José García Carrión, que fue presidente de la FEV entre 2009 y 2010, será a partir de ahora vocal en el máximo órgano de Gobierno de la entidad.
El presidente de la asociación, Christian Barré, ha destacado lo "importante" que es para la FEV contar de nuevo entre sus socios con una empresa de la relevancia de J. García Carrión, grupo centenario que actualmente se posiciona como la primera bodega de Europa y quinta del mundo, con actividad en más de 130 países de los cinco continentes.
La compañía, con presencia en 10 denominaciones de origen a través de bodegas y viñedos propios, cuenta entre sus marcas con Mayor de Castilla, Viña Arnaiz, Marqués de Carrión, Antaño, Señorío de los Llanos, Pata Negra o Jaume Serra.
Por otro lado, la comisión ejecutiva ha ratificado la incorporación de José María Fonseca, presidente del grupo bodeguero gallego Terras Gauda, como vocal en representación de las pequeñas y medianas empresas y al cual se unirá próximamente un segundo vocal, todavía por concretar.
Estos cambios en la composición de la comisión ejecutiva de la FEV coinciden además con la llegada a la organización de José Luis Benítez como nuevo director general de la misma desde el 1 de enero de este año.
La comisión también ha analizado algunos de los asuntos de actualidad que pueden afectar al sector del vino en el corto y medio plazo, como la reforma del reglamento comunitario de etiquetado, la situación actual de los planes nacionales de apoyo al sector del vino y su evolución a futuro o los trabajos en el seno de la Interprofesional del Vino de España para la recuperación del consumo de vino en España.
Además de las incorporaciones y los cambios en el organigrama de la FEV, la organización ha estrenado en 2017 una nueva imagen más fresca y moderna, fruto del trabajo de revisión de su identidad corporativa y logotipos llevado a cabo en los últimos meses.