Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gamesa comprará a Areva el 50% de Adwen por 60 millones para cerrar su fusión con Siemens

La empresa de eólica marina será el principal aliado de Iberdrola en los grandes proyectos en Francia
Gamesa comprará a Areva el 50% de la sociedad conjunta de eólica marina que ambas empresas comparten, Adwen, por 60 millones de euros, lo que permitirá al grupo español cerrar su fusión con la división eólica de Siemenes conforme a lo previsto, indicaron a Europa Press en fuentes cercanas a la operación.
Fuentes de Gamesa consultadas por Europa Press se negaron a realizar comentarios acerca de la suerte de Adwen, sobre la que Areva debe decidir antes del 17 de septiembre en función de tres opciones: la de comprar a Gamesa su 50%, venderle su parte o ceder el 100% de la 'joint venture' a uno de los grandes grupos del sector.
El grupo nuclear francés, que hace apenas dos años se estrenó en el negocio eólico y que se encuentra en plena reestructuración de actividades, anunciará este miércoles la venta de su participación en Adwen, afirman por su parte los diarios 'Le Figaro' y 'Le Monde'.
En un primer momento, Areva se mostró más interesada por vender el 100% de Adwen a un tercero, especialmente después de que General Electric presentara una oferta. Sin embargo, Gamesa se había mostrado reticente a aceptarla y propuso tomar el 50% de la sociedad que no controla por 60 millones, indica la prensa francesa.
Pese a su salida, Areva no quedará del todo desvinculada de la sociedad conjunta, ya que Adwen tendrá derecho a disponer de recursos de 227 millones aprobados por la junta de accionistas de la sociedad procedentes del grupo francés e incluso a otros 100 millones adicionales en caso de que se disparen los costes de los proyectos actuales.
Adwen está interesada en convertirse en el principal aliado de Engie e Ibedrola en los grandes proyectos de eólica marina en Francia. La eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán es el principal accionista de Gamesa, con un 19%, y mantendrá un 8% del capital tras la fusión con Siemens.
Está previsto que la empresa suministre 186 turbinas de 8 megavatios (MW) a los proyectos Saint-Brieuc, Dieppe Le Tréport y Yeu-Noirmoutier a partir de las instalaciones francesas de Havre.
ESCOLLO SUPERADO.
Adwen se convirtió en uno de los principales escollos para la fusión entre Gamesa y la división de Siemens, ya que limitaba el desarrollo del grupo resultante en eólica marina, puesto que Areva y la empresa española se habían comprometido a canalizar todas sus actividades en esta área a través de la 'joint venture'.
Para desbloquear la fusión con la filial de Siemens, Gamesa llegó a un acuerdo con Areva que pone fin a esa exclusividad y que contempla un plan de separación a tres meses y con los tres posibles escenarios de desinversión.
Desde el primer momento, los propios socios identificaron los posibles compradores en caso de que se optase por la opción de vender el 100% de Adwen, entre ellos, aparte de General Electric, compañías de la talla de Alstom, Vestas Wind System, Mitsubishi Heavy Industries, MHI Vestas Offshore Wind, Senvion, Nordex y Enercon.
HITOS INICIALMENTE PREVISTOS PARA SEPTIEMBRE.
Al anunciar su fusión, Gamesa y Siemens anunciaron otros hitos para el mes de septiembre, entre ellos la celebración en Zamudio (Vizcaya) de la junta general de accionistas de Gamesa que dé luz a la fusión. Iberdrola, que tiene un 19,68% de la empresa, prevé mantenerse en el grupo resultante con un 8%.
Los términos de la operación también prevén para septiembre la autorización por parte del grupo alemán Siemens, como único administrador de su filial Wind Power, a la operación, cuya finalización está prevista para marzo de 2017.
La unión de Siemens y Gamesa dará origen a un líder eólico mundial con ingresos de 9.300 millones de euros y una cartera de pedidos de 20.000 millones. Siemens recibirá acciones de nueva emisión de la compañía resultante representativas del 59% del capital social, mientras que los accionistas actuales de Gamesa tendrán el 41% restante.