Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Galán (Iberdrola) defiende en Davos la descarbonización de la energía para alcanzar los objetivos de París

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha defendido la descarbonización del sector energético como medida esencial para alcanzar los objetivos del acuerdo de la COP21 de París, teniendo en cuenta que dos terceras partes de las emisiones de gases de efecto invernadero están relacionadas con la energía.
En su participación en el panel 'Energy's clean transition' en el marco del Foro Económico Mundial que se celebra en Davos-Klosters (Suiza), ha señalado que las emisiones de CO2 deben reducirse en al menos un 50% durante los próximos 25 años, periodo en que el consumo energético también se habrá elevado en torno al 45% para hacer frente al cambio climático.
Para ello, consideró que será necesaria "una enorme transformación energética, que aumente la eficiencia y cambie sustancialmente el 'mix' hacia una mayor contribución de las energías con bajas emisiones".
Así, subrayó que la electricidad, que es actualmente responsable de casi el 33% de las emisiones globales, casi la mitad de las emisiones energéticas, puede contribuir a la descarbonización "más que ninguna otra fuente de energía o sector gracias a las renovables".
De esta manera, Galán indicó que cumplir con los objetivos de emisiones del escenario del acuerdo de París solo será posible a través de "la masiva electrificación de la economía", con la aportación de más energías limpias, especialmente la hidroeléctrica, eólica y solar; así como de una mayor capacidad de almacenamiento y más redes de distribución más inteligentes, "al tiempo que se permite una participación activa de los consumidores".
INVERSIONES POR 17,7 BILLONES EN LOS PRÓXIMOS 25 AÑOS.
Para ello, el presidente de Iberdrola señaló que el sector requerirá en los próximos 25 años unas inversiones de 19 billones de dólares (unos 17,7 billones de euros), casi duplicando las cantidades ya invertidas en el sector.
Para atraer esa "masiva cantidad de capital", Galán afirmó que será necesario planificar un proceso energético "adecuado y definir un marco regulatorio suficiente, estable y predecible".
Respecto a la aportación de la energética a la lucha contra el cambio climático, el presidente de Iberdrola recordó que la compañía se anticipó a esta transición energética y que desde el año 2000 ha invertido 100.000 millones de dólares (unos 93.472 millones de euros) en renovables, redes y almacenamiento energético -a través de hidroeléctricas de bombeo- y recalcó su papel como líder mundial en eólica y la disminución de sus emisiones en Europa en un 75% desde 2000.
"Pero queremos ir más allá y por eso hemos marcado como objetivo reducir la intensidad de nuestras emisiones en un 50% para el año 2030" con respecto a la de 2007, añadió.
Así, puso a Iberdrola como ejemplo de que la descarbonización y la rentabilidad son "totalmente compatibles". "Nuestra base de activos se ha multiplicado por cinco y nuestros resultados y dividendos, por tres", dijo.