Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Funcas advierte de un "duro ajuste" del gasto en España si el BCE abandona su actual política de tipos bajos

Raymond Torres afirma que a partir de ahora será una "excepción" un empleo a tiempo completo y en la misma empresa
El director de Coyuntura y Estadística de Funcas, Raymond Torres, ha advertido de que si el Banco Central Europeo (BCE) abandona su actual política de bajos tipos de interés y de compra de títulos públicos y privados, podría desencadenarse una "espiral de deuda" que obligaría a España a un "duro ajuste" en las cuentas públicas.
En la revista 'Ahorro' de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), Torres recuerda que la deuda pública acumulada por España durante la crisis como consecuencia del aumento del déficit público y de las ayudas a las entidades financieras excede un año de renta nacional y aunque en la actualidad la financiación de la deuda no plantea dificultades, un cambio de la política del BCE puede cambiar estas circunstancias.
Según Torres, se anticipa un aumento de los tipos de interés en la Reserva Federal antes de final de año, pero en el caso del BCE no se prevé una reacción de la autoridad monetaria hasta la segunda mitad de 2017, dada la elevada tasa de paro en la eurozona y una inflación por debajo del objetivo del 2%, lo que, por el momento, "no aconseja un cambio radical de estrategia".
Junto con la necesidad de reducir el actual nivel de deuda pública, Torres cita el empleo como el otro gran reto de la economía española, que considera un "mal endémico" para el país. En su opinión, no se trata solo de luchar contra el paro, sino también de preparar el mundo del trabajo a la transformación digital.
En este sentido, asegura que el trabajo a tiempo completo, desempeñado de forma permanente para la misma empresa y en un único lugar se va a convertir en la "excepción", cambios que, a su juicio, también conllevan riesgos para la precariedad, las desigualdades y la cohesión social. "Por ello se requiere de políticas innovadoras que fortalezcan la protección social y a la vez adapten la normativa y las instituciones a las transformaciones que se están produciendo", subraya.
En su opinión, para reducir la vulnerabilidad de los puestos de trabajo es importante facilitar la creación de empleos "estables" cuando la necesidad de la empresa sea estable, lo que significa, según Torres, "mayor seguridad jurídica" en materia contractual, de forma que el empleador sepa lo que conlleva un contrato fijo. "No se trata de recortar sueldos o protección de los trabajadores sino de mejorar la previsibilidad del sistema", añade.
SERVICIOS PÚBLICOS DE EMPLEO EFICIENTES.
En cuanto a la colocación de los parados, Torres echa el falta un servicio público de empleo eficiente y dotado de recursos adecuados porque sólo así se podrán llevar a cabo políticas de ayuda a la búsqueda de empleo, contactos con empresas que necesitan mano de obra o programas de formación de parados y de acompañamiento personalizado. Además, apuesta por aumentar la ayuda financiera que incentiva la búsqueda de empleo.
Por último, alerta de que parte de los factores que están detrás del crecimiento de la economía española por encima del 3% durante los dos últimos años irán desapareciendo, como el recorte de impuestos, el abaratamiento del petróleo o la política monetaria del BCE, al tiempo que se producirá una mayor incertidumbre en el contexto internacional, derivada de la desaceleración de China, el aumento de tipos en Estados Unidos, el 'Brexit' o la situación de la banca italiana.
Con todo, Funcas estima que el PIB crecerá un 2,3% en 2017, y destaca que hay factores de dinamismo que van a perdurar, como la competitividad externa de la industria y los servicios de mercado, el desendeudamiento de las empresas que se encuentran en situación de invertir y el saneamiento del sector bancario.