Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Foro de Davos arranca el martes con el objetivo de incluir la reforma del capitalismo en la agenda global

La cuadragésimo séptima reunión anual del Foro Económico Mundial arrancará este martes con el objetivo de abordar el "descontento y frustración" de una parte de la sociedad que "no está experimentando desarrollo económico y progreso social" y que ha tenido como consecuencia dos resultados electorales inesperados y el auge generalizado del populismo, una situación ante la que la organización insta a incluir la reforma del capitalismo en la agenda global.
Durante cuatro días, cerca de 3.000 representantes --cifra récord-- del ámbito político, económico y de la sociedad civil se encontrarán en la ciudad suiza de Davos-Klosters y abordarán los principales riesgos a nivel global, desgranados en el 'Informe de Riesgos Globales 2017', donde los principales sucesos de 2016, como los resultados de las elecciones de Estados Unidos o el Brexit, han marcado en gran medida la agenda.
Entre los principales riesgos identificados para 2017 se encuentran cuestiones relacionadas con el medio ambiente y el cambio climático: el riesgo de fenómenos meteorológicos extremos, los movimientos migratorios y los grandes desastres naturales. Los atentados terroristas a gran escala y el robo masivo de datos ocupan la cuarta y quinta posición en la lista.
En opinión del socio responsable de Risk Consulting de KPMG en España y en la región de EMEA, Pablo Bernad, este informe pone de manifiesto una vez más la aparición constante de nuevos riesgos a los que se enfrentan no solo los gobiernos, sino las compañías, y que, de hecho, constituyen una amenaza para la estrategia corporativa si no se detectan rápidamente y se gestionan debidamente.
"Conforme la recuperación va avanzando, los riesgos tradicionales de carácter económico que han estado presentes en la agenda de los directivos durante la última década han ido dando paso a nuevas amenazas más vinculadas al desarrollo tecnológico, a la reputación social de las compañías y a la globalización, lo que expone aún más a las empresas a los conflictos de ámbito político y estratégico a nivel internacional", señala Bernad.
PRINCIPALES ASISTENTES.
Entre los asistentes al Foro de Davos, destaca la presencia de representantes gubernamentales de al menos 70 países, entre ellos todos los que forman parte del G.20, como la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, el presidente de China, Xi Jinping, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, o el ministro de Energía de Arabia Saudí, Khalid al Falih.
Del lado de las ausencias, destaca la de la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente francés, François Hollande o el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, que será investido el próximo viernes.
Asimismo, se espera la presencia de los líderes de las principales instituciones a nivel mundial, como la presidenta del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, el nuevo secretario de Naciones Unidas, Antonio Guterres, o el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Ángel Gurría.
Por su parte, la delegación española estará compuesta por el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, en representación del Ejecutivo como ya hizo el pasado año, y por la presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín; el presidente de BBVA, Francisco González; el presidente y consejero delegado de Acciona, José Manuel Entrecanales; el Presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, y el presidente de Telefónica, Jose María Álvarez-Pallete, en representación del sector empresarial español, entre otros.
LIDERAZGO SENSIBLE Y RESPONSABLE.
El lema elegido para el Foro de Davos de este año es 'Liderazgo sensible y responsable', con el que se pretende poner de manifiesto la importancia del liderazgo a la hora de mejorar el mundo de forma significativa y afrontar un mundo con una sociedad cada vez más polarizada, donde aumentan los riesgos asociados a una débil recuperación económica y la aceleración de los cambios tecnológicos.
En este sentido, los asistentes debatirán los principales retos a los que se enfrenta el orden mundial en la actualidad, focalizados en mejorar la colaboración a nivel global; restaurar el crecimiento económico; abordar una reforma del capitalismo y estar preparados ante la 'Cuarta Revolución Industrial'.