Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El FROB con un agujero de 21.831 millones de euro tras el rescate a las cajas

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha registrado a cierre de 2012 unas pérdidas de 26.060 millones de euros y cuenta con un agujero patrimonial de 21.831 millones de euros, según ha informado el fondo.

Las cuentas de 2012 están influidas por el apoyo financiero que se recoge en los planes de reestructuración de las entidades del Grupo 1 (Bankia, Novagalicia Banco, Catalunya Banc y Banco de Valencia) y del Grupo 2 (BMN, Ceiss, Liberbank y Caja3).
A 31 de diciembre de 2012, el FROB tenía un pasivo total de 51.314 millones de euros, un neto patrimonial de -21.831 millones de euros y un activo de 29.483 millones de euros.
Con el fin de mantener un patrimonio neto positivo, el FROB explica que se está avanzando en la recapitalización del fondo a través de la conversión en fondos propios del préstamo concedido por el Tesoro. Dicha conversión permitirá arrojar un patrimonio neto positivo de unos 5.000 millones de euros, una operación que está pendiente de su implementación jurídica.
El FROB también ha contabilizado deterioros en el valor de sus participaciones como consecuencia de las valoraciones realizadas sobre las mismas. Adicionalmente, se han incrementado las pérdidas como consecuencia del deterioro de las participaciones preferentes que el fondo mantenía en las entidades y que suman 25.205 millones de euros.
De esa cantidad, 9.176 millones de euros procedían de Bankia, 6.674 de Catalunya Caixa, 5.498 de Banco de Valencia, 3.091 de Novagalicia, 525 millones de euros de Banco Ceiss y 241 millones de BMN.
AUMENTO DEL PASIVO
A lo largo de 2012, el FROB experimentó un fuerte incremento en el tamaño del pasivo y de su patrimonio con el fin de financiar las inyecciones de capital que debía hacer en las entidades de los grupos 1 y 2.
En concreto, se inyectaron 17.959 millones de euros en Bankia, 9.084 en Catalunya Caixa, 5.425 en Novagalicia y 4.500 en Banco de Valencia, además de 1.703 millones que se invirtieron en la Sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb).
El Fondo recuerda que en junio de 2012 el Estado incrementó la dotación patrimonial del FROB en 6.000 millones de euros y en diciembre le concedió un préstamo de 39.468 millones de euros, una cantidad que cubre la recapitalización de las entidades del grupo 1 y de la Sareb. No incluye a las entidades del Grupo 2 porque la inyección se realizó en febrero de 2013.
Pese a todo, el FROB aclara que dispone de una "cómoda posición de tesorería" frente a sus compromisos a medio plazo y recuerda que a finales de junio de 2013 el importe de la tesorería no comprometida ascendía a 12.137,5 millones de euros, invertidos en deuda del Estado, depósitos líquidos en entidades de crédito y en liquidez del Banco de España.