Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fomento inicia la tramitación del Plan Vivienda para que entre en vigor en enero de 2018

El Ministerio de Fomento ha iniciado "esta misma semana" la tramitación del Real Decreto por el que se aprobará el nuevo Plan Vivienda 2018-2021, con el fin de que esté listo para entrar en vigor en enero del próximo año.
Así lo indicó el titular del Departamento, Íñigo de la Serna, quien recordó que el plan es fruto de un "extenso proceso de participación" que arrancó hace un año y en el que han concurrido comunidades autónomas, ayuntamientos, el sector y los grupos políticos.
"Ya hemos finalizado el Real Decreto que va a dar lugar al nuevo Plan Vivienda y esta misma semana se ha iniciado su tramitación", aseguró el ministro durante su intervención en el pleno del control al Gobierno del Congreso.
De la Serna recordó las ayudas al alquiler y la compra de vivienda que el plan articulará para jóvenes de menos de 35 años de edad, ante una pregunta de la diputada socialista María del Mar Rominguera.
Así, subrayó que los jóvenes contarán con una ayuda directa para comprar una vivienda de hasta 10.800 euros (hasta el 20% del precio total del piso) y una ayuda al alquiler que puede suponer hasta la mitad de la renta durante tres años, para rentas máximas de 600 euros (900 euros en las poblaciones con el alquiler más caro).
El plan se completa con líneas de ayudas para mayores de 65 años, dirigidas al pago del alquiler y el pago de recibos, incentivos a promotores de vivienda social en alquiler y ayudas a la rehabilitación.
FINANCIACIÓN.
Por su parte, la diputada socialista consideró que con este nuevo plan el Ministerio de Fomento "vende humo", dado que el proyecto "aún no tiene financiación" y se articula "después de que desde 2011 el Gobierno del PP haya recortado un 60% en políticas de vivienda".
Rominguera tachó asimismo de "discriminatorias" las ayudas al alquiler para jóvenes "dado que, mientras que el Gobierno no genera empleo para los jóvenes, se les exige una fuente de ingresos estable" y auguró que la ayuda a la compra sólo beneficiará a los promotores inmobiliarios y redundará en un incremento de los precios de la vivienda.
De la Serna reconoció haber realizado recortes en vivienda, si bien se refirió a los aplicados a las políticas que puso en marcha el último Gobierno socialista, en referencia a la supresión de la Sociedad Pública de Alquiler (SPA) y el programa 'Kellyfinder', por el que, según recordó el ministro, "regalaron 10.000 zapatillas a los jóvenes para ayudarles a buscar casa, dado que podían conseguírsela".