Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fomento impedirá a empresas como Uber vender licencias en los dos años siguientes a su obtención

El Ministerio de Fomento ultima aprobar por Real Decreto un conjunto de medidas para evitar que se genere una 'burbuja' de especulación con la cascada de licencias de vehículo de alquiler con conductor (VTC), las de empresas como Uber y Cabify, que se concederán próximamente por vía judicial.
Una de estas medidas será obligar a la empresa a quedarse con la licencia al menos los dos años siguientes a su concesión, periodo en el que no le estará permitido venderla ni alquilarla.
Así lo anunció Fedetaxi, la asociación estatal del gremio, tras la reunión que mantuvo este lunes con representantes del Ministerio de Fomento, el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, y la secretaria general de Transportes, Carmen Librero.
Según la patronal, el Departamento que dirige Íñigo de la Serna prevé aprobar las medidas a través de un Real Decreto y "a la mayor brevedad posible".
La articulación de iniciativas normativas para evitar una 'burbuja de especulación' con la compraventa de las licencias que las empresas de VTC obtendrán en los próximos meses constituye una de las medidas acordadas en la reunión que el pasado 6 de junio mantuvieron el Ministerio de Fomento, las comunidades autónomas y los mayores ayuntamientos para atajar la 'guerra' abierta entre este sector y el del taxi.
El Ministerio explicó entonces que con dichas medidas se pretende garantizar que una firma que logre una licencia para explotar un vehículo de alquiler con conductor la emplee para prestar servicio y no para comercializarla cuando estime oportuno en función de las condiciones de mercado.
CASCADA DE 10.000 NUEVAS LICENCIAS.
Según cálculos de distintos ayuntamientos, en los próximos meses podrían concederse unas 10.000 nuevas licencias al sector del VTC, todas ellas gracias a pronunciamientos judiciales favorables a los recursos que muchas empresas presentaron aprovechando el vacío legal que se generó en el sector entre 2009 y 2013.
Se trata de los años en los que estuvo vigente una desregulación del sector aprobada por el último Gobierno del PSOE. Posteriormente, el Ejecutivo del PP volvió a regularizarlo y a establecer la concesión de una licencia de VTC por cada treinta del taxi.
No obstante, las iniciativas planteadas en los tribunales en esos años han permitido ya al sector de las firmas como Uber y Cabify lograr unas 3.200 licencias, a las que se pueden sumar las referidas 10.000 más próximamente.
El sector del VTC triplicará así el número de licencias que actualmente tiene, unas 5.928, un volumen que, a su vez, ya multiplica por tres a las 2.188 que correspondería al sector en función de lo establecido en la legislación.
PERSONACIÓN ANTE EL SUPREMO.
Fedetaxi anunció asimismo a través de un comunicado que el Gobierno prevé personarse ante el Tribunal Supremo en apoyo de las comunidades autónomas que han recurrido las mayores peticiones de VTC, como son la Generalitat de Cataluña y la Comunidad de Madrid.
Además, y en línea con lo tratado en la reunión del mes de junio, Fomento ratificó su compromiso a articular ayudas y subvenciones para el sector del taxi y ha redactar un libro blanco sobre la movilidad urbana y el servicio público.
No obstante, la asociación del gremio considera que sigue siendo necesario reforzar los controles en grandes ciudades como Madrid sobre el sector del VTC, demanda por la que los taxistas anuncian nuevas movilizaciones.