Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fomento negocia con la banca y el BEI para fomentar el crédito a la rehabilitación de viviendas

Mediante la concesión de avales y garantías
El Ministerio de Fomento negocia con la banca privada y el BEI con el fin de fomentar la concesión de créditos para abordar trabajos de rehabilitación y conservación de viviendas.
Para ello, el Departamento que dirige Íñigo de la Serna trata de articular un sistema de avales y garantías para los propietarios de vivienda que decidan rehabilitarlas.
El objetivo último de Fomento es incentivar el sector de la rehabilitación, que considera se ha visto reducido durante la crisis, pero que actualmente puede generar actividad económica y empleo, además de contribuir a su objetivo de aumentar la oferta de pisos en alquiler.
"Estamos buscando acuerdos con entidades financieras, y también con el BEI, entidad que ha mostrado interés en participar en el sector inmobiliario español, para articular un programa de avales y garantías para la rehabilitación", indicó De la Serna durante su intervención en un foro inmobiliario organizado por 'El Confidencial' y Colonial.
Se trata, según detalló el ministro, de una de las medidas que su Departamento pretende abordar en el ámbito de las políticas de vivienda en paralelo a la aprobación del nuevo Plan Vivienda 2018-2021.
La otra medida paralela es la de articular, junto con el Ministerio de Hacienda, incentivos fiscales también para impulsar el sector de la rehabilitación. "La intención es incluirlos en los Presupuestos de 2018, dado que en los de 2017 no ha dado tiempo", indicó el ministro.
Todo ello se suma al aumento de las ayudas a la rehabilitación de vivienda que incluirá el Plan, que tiene a este sector y al del alquiler como principales pilares.
MÁS BENEFICIARIOS.
Así, de la Serna recordó que, en virtud de este plan, que entrará en vigor el próximo año, aumentará de forma considerable el número de potenciales beneficiarios de ayudas a la rehabilitación de vivienda.
Por un lado, podrán solicitarse para pisos construidos antes de 1996, frente al plazo de antigüedad del anterior plan fijado en 1981. Además, podrán pedirse para viviendas unifamiliares y pisos individuales, y no sólo para bloques de pisos, como hasta ahora.
En cuanto a la cuantía de las ayudas, recordó que cubrirán hasta el 40% de la inversión total que se realice en mejorar las viviendas, porcentaje que puede elevarse hasta el 75% en el caso de propietarios con rentas anuales inferiores a 22.365,42 euros al año (tres veces el IPREM) o en el caso de que las obras incluyan medidas de accesibilidad para mayores o residentes con movilidad reducida. En concreto, se concederán hasta 2.000 euros y 6.000 euros por vivienda, respectivamente.