Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fitch augura que los 'servicers' ganarán influencia en España por su gestión inmobiliaria

La agencia de calificación Fitch considera que los 'servicers' han tenido una "influencia positiva" en la gestión de hipotecas residenciales y activos adjudicados desde que entraron en el mercado español hace alrededor de tres años, y que seguirán ganando influencia en España porque son más eficientes que la banca en este cometido.
Así lo recoge un informe sobre las adjudicaciones y recuperación de deuda en el sector residencial en España en 2016, consultado por Europa Press.
Fitch estima que entre 20.000 y 30.000 millones de euros de créditos impagados o en riesgo de estarlo están bajo la administración de 'servicers', y que sus acciones "influirán en la evolución del mercado" a medida que los bancos continúen externalizando los negocios no básicos.
Además, la agencia internacional calcula que más de la mitad de los casos de hipotecas residenciales en dificultades se resuelven mediante acuerdos extrajudiciales porque la vía judicial "es más larga, más costosa y expuesta a complejidades procesales".
El consejero delegado de Anticipa, Eduard Mendiluce, ha explicado a Europa Press que la especialización les permite ser más eficientes que los bancos porque su personal, su estructura de trabajo y sus recursos tecnológicos permiten tratar más casos y de manera más ágil.
Ha añadido que pueden ser más flexibles en las soluciones para los afectados --estudiando caso a caso-- porque no están sometidos a las exigencias regulatorias que condicionan la contabilidad de la banca.
DOS TIPOS DE 'SERVICERS'
Mendiluce ha diferenciado dos clases de 'servicers', los que gestionan activos para la banca como servicio externo, y los que han comprado los activos a los bancos y que pueden ofrecer quitas y daciones en pago con alquiler porque han adquirido los inmuebles o hipotecas con descuento.
Este segundo caso es el de Anticipa, controlado por el fondo Blackstone, que compró 40.000 hipotecas de CatalunyaCaixa --15.000 son préstamos que pagan y 25.000 presentan diversos grados de morosidad-- para crear una cartera de inmuebles en alquiler en España.
Hasta ahora, Anticipa ha llegado a 7.500 acuerdos con deudores, de los que entre el 80 y el 85% son daciones en pago y el resto refinanciaciones y cancelaciones de deuda, según datos de la compañía.
Un ejemplo del primer tipo de 'servicer' es Aktua, que gestiona unos 9.500 millones de euros en activos de entidades financieras y fondos de inversión: unos 4.000 millones de hipotecas particulares, 1.000 de promotor, 600 de créditos al consumo y el resto gestión de activos inmobiliarios.
En declaraciones a Europa Press, el consejero delegado de Aktua, Enrique Dancausa, ha afirmado: "Invertimos en talento, sistemas y especialización. No es que seamos más listos que los bancos, es que dedicamos más tiempo y más esfuerzo", estudiando caso a caso pero sin dilación.
Ha ratificado que "nunca interesa el proceso judicial", sino que siempre son mejores para todas las partes opciones como reestructurar, llegar a un acuerdo de pago, realizar una venta consensuada o una adjudicación amistosa.
"Al banco no le gusta adjudicarse las casas porque es muy mal negocio", ha aseverado, y ha pronosticado que, de ahora en adelante, los bancos no van a hacer la gestión inmobiliaria --de préstamos e inmuebles-- internamente, sino que externalizarán porque así el coste es indirecto.