Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fitch confirma la perspectiva 'positiva' de la banca española por la recuperación del mercado inmobiliario

La agencia Fitch ha confirmado la perspectiva 'positiva' de la deuda emitida por los bancos españoles debido a que la recuperación del mercado inmobiliario prevista para 2017 será "crucial" para mejorar el rendimiento del sector financiero.
En un informe, la agencia de calificación estima que la tendencia positiva del mercado residencial continuará en 2017 gracias al crecimiento económico y a una industria hipotecaría que califica como "competitiva".
"La mejora del mercado inmobiliario será crucial para que los bancos españoles reduzcan su nivel de activos heredados", señala Fitch, que precisa que la recuperación será más notable en viviendas de mayor calidad de las zonas urbanas, particularmente en grandes ciudades como Madrid y Barcelona.
No obstante, la calificadora mantiene en 'estable' la perspectiva del sector financiero en su conjunto como consecuencia del elevado nivel del créditos improductivos y de las presiones sobre la rentabilidad provocadas por la política monetaria del BCE.
"Así como hay potencial para incrementar los 'ratings' mientras la calidad de los activos se recupera gradualmente, la perspectiva del sector es 'estable' porque todavía existe una herencia considerable de exposición, así como una presión sobre la rentabilidad derivada del periodo prolongado de bajos tipos de interés y un volumen de crecimiento de negocio moderado", aprecia Fitch.
Para hacer frente a la presión sobre los ingresos, Fitch estima que los bancos españoles reducirán todavía más sus costes operativos en 2017, aunque solo de forma modesta ya que el ahorro derivado de despidos y cierre de sucursales requieren tiempo para hacerse efectivo.
Asimismo, incide en que los esfuerzos realizados por la banca para cumplir con sus obligaciones regulatorias e implementar los avances tecnológicos dificultan la reducción de costes.
"Los menores cargos por deterioro de préstamos serán el principal colchón para los beneficios operativos. Esperamos que éstos disminuyan en 2017, incluso teniendo en cuenta las nuevas normas de provisiones del Banco de España", añade la agencia, que no espera un déficit importante en el nivel de reservas mientras se implementan los nuevos estándares.
Además, Fitch considera que los niveles básicos de capital para los bancos españoles se mantendrán estables, aunque probablemente emitirán instrumentos subordinados en 2017 para amortiguar la absorción de pérdidas y los coeficientes de capital total.