Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fitch da un duro golpe a la deuda española y deja su nota a dos pasos del 'bono basura'

Fitch rebaja la nota de España tres escalones dejándola a dos del 'bono basura'Reuters

Mantiene la "perspectiva negativa" con aviso de "nuevas rebajas"

Estima el rescate del sistema financiero español entre 60 mil y 100 mil millones de euros

Prevé que la economía española se mantenga en recesión hasta 2013

La agencia de calificación crediticia Fitch Ratings ha recortado en tres escalones la nota de España, desde 'A' a 'BBB' con perspectiva 'negativa', debido al coste fiscal que tendrá el proceso de recapitalización del sector bancario, a un empeoramiento de las perspectivas de la economía española y al incremento de la probabilidad de que España necesita ayuda financiera externa.
De esta manera, la calificación de la deuda a largo plazo de España se sitúa a solo dos escalones de la categoría de inversión denominada 'bono basura'.
En concreto, Fitch estima que el coste fiscal de reestructurar y recapitalizar el sistema bancario español será de alrededor de 60.000 millones de euros, un 6% del PIB, cifra que podría ascender hasta 100.000 millones de euros en los escenarios más adversos,.
En este sentido, señala que la reducida flexibilidad de financiación del Gobierno español está limitando su capacidad para intervenir de forma decisiva en la reestructuración del sector bancario y ha incrementado la probabilidad de que necesite ayuda financiera externa.
Además, prevé que la economía española se mantenga en recesión en lo que queda de año y en 2013, a diferencia de su anterior previsión en la que auguraba que la economía se beneficiaría de una suave recuperación el próximo año.
Asimismo, también ha tenido en cuenta en su rebaja que la deuda alcanzará el 95% del PIB en 2015 debido a la recapitalización de la banca, así como el hecho de que el ato nivel de deuda externo se ha convertido en "especialmente vulnerable" al contagio por la crisis de Grecia.