Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fitch mantiene el rating de Andbank en BBB con perspectiva estable

La agencia de calificación Fitch Ratings ha mantenido el rating del banco andorrano Andbank a largo plazo en BBB, con una perspectiva estable.
El banco ha dicho en un comunicado que esta valoración "corrobora la solvencia y la trayectoria" de la entidad y la línea positiva que inició en 2008, con una tasa de crecimiento media anual acumulada del 16,5%.
También ha constatado que Fitch destaca la elevada ratio de solvencia (superior al 20%) y una gestión eficiente de la liquidez, de más del 60%, "muy por encima del límite exigido".
Andbank lo considera "un reflejo" de su modelo de negocio centrado en servicios de banca privada y wealth management, la capacidad de generar resultados recurrentes, así como un adecuado nivel de capitalización de la entidad.
Para el banco, también es una prueba de la "sólida estructura" del gobierno corporativo de la entidad, y del estricto control interno y de procesos en todo el grupo.
El Grupo Andbank está altamente diversificado, comenzó su proceso de internacionalización en el año 2000 y actualmente gestiona unos 22.000 millones de euros, "reafirmando al grupo como líder en Andorra".
EJERCICIO 2016
Mantener el rating consolida la evolución del grupo en el ejercicio 2016, que "cerró con la satisfacción de haber cumplido los objetivos marcados", y Andbank ha vuelto a batir su máximo histórico en generación de ingresos, con un margen ordinario de 256 millones de euros.
El grupo cerró 2016 con un beneficio neto de 47 millones de euros un 19% más de lo previsto, y destaca que se consiguió con unos tipos de interés en mínimos históricos en la zona euro, y teniendo en cuenta criterios de prudencia en la gestión del balance.
Para la entidad, estos resultados se ven reforzados por una sólida estructura de capital y una cómoda posición de liquidez, por encima del 65% (el mínimo exigido es del 40%).
Además, la solvencia ha aumentado hasta el 25,5%, siendo en términos de Tier 1, según Basilea III, del 15,8%, superando los requisitos de capital de entidades europeas equivalentes en más de un 50%.