Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fitch confirma la 'BBB+' de España por el "rápido" crecimiento económico

FitchReuters

La agencia de calificación crediticia Fitch ha confirmado el 'rating' de emisor a largo plazo de España, situado en 'BBB+' con perspectiva estable, señalando como causa principal un crecimiento económico "más rápido de lo esperado", aunque ha alertado sobre la "incertidumbre" generada por la cita electoral de diciembre y la situación en Cataluña.

"España se está beneficiando de una fuerte recuperación con un crecimiento económico que es el más rápido entre los miembros de la eurozona", ha destacado en un comunicado.
Fitch también ha valorado la creación de empleo --480.000 puestos de trabajo entre enero y septiembre--, que ha conseguido reducir la tasa de paro al 21,2 por ciento.
Con ello, ha revisado sus previsiones sobre España, apuntando a un crecimiento del 3,1 por ciento y a un déficit del 4,3 por ciento para 2015. Sin embargo, no prevé mejoras en la deuda pública hasta 2024, cuando bajaría hasta el 90 por ciento desde el 99 por ciento actual.
Sin embargo, Fitch ha alertado de que el "fuerte crecimiento económico" de España se debe en parte a una "recuperación cíclica", recordando que sus indicadores aún están lejos de los niveles anteriores a la crisis.
Asimismo, la agencia ha apuntado como factor negativo la "incertidumbre" generada por el imprevisible resultado de las elecciones generales del próximo 20 de diciembre, especialmente en lo tocante a la política fiscal.
Fitch ha añadido como causa de inestabilidad el desafío soberanista en Cataluña porque "será complicado llegar a un acuerdo sobre la autonomía regional que sea aceptado por los gobiernos de España, Cataluña y otras regiones".
"La demanda de una mayor autonomía para Cataluña por una significativa proporción de la población ha creado tensiones entre los gobiernos regional y central. Aunque el resultado de las elecciones catalanas parece haber reducido el riesgo de una crisis constitucional a corto plazo, las tensiones probablemente persistirán", ha dicho.
OTRAS AGENCIAS
Con esta decisión, Fitch, que elevó por última vez la nota de España en abril de 2014, sigue los pasos de Moody's, que hace una semana mantuvo sin cambios el 'rating' de España en 'Baa2' con perspectiva positiva.
Por el contrario, Standard & Poor's (S&P) elevó hace tres semanas en un escalón el 'rating' de la deuda soberana de España, hasta 'BBB+' con perspectiva estable, debido al impacto positivo de las reformas en la economía.
Asimismo, la agencia canadiense DBRS confirmó hace quince días la nota de solvencia a largo plazo de España en 'A bajo' y mejoró la tendencia de 'estable' a 'positiva', debido al fortalecimiento de la recuperación, que compensa el aumento de la incertidumbre política en el país.