Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fenavin cierra con 411.000 contactos comerciales entre 1.802 bodegas del país y 17.000 compradores de 90 países

Ciudad Real se ha convertido en el epicentro del negocio internacional del vino esta semana gracias a la celebración de la Feria Nacional del Vino (Fenavin), que ha posibilitado, en tan sólo tres días, la realización de 411.000 contactos comerciales entre 1.802 bodegas procedentes de todas las comunidades autónomas de España y más de 17.000 compradores llegados de 90 países.
Unos datos que superan en 111.000 las previsiones iniciales de la Diputación de Ciudad Real, institución organizadora, y que confirman a Fenavin como la feria monográfica sobre el vino más importante de España y de Europa. Una feria con carácter bienal por la que en su novena edición han pasado 108.074 personas acreditadas --un 10,8% más que en 2015-, de las que 52.613 eran profesionales y 16.558 pases de tarde -abiertos al público para participar en actividades paralelas-.
Además, en esas acreditaciones se incluyen los 3.205 expositores que han atendido los estands de las 1.802 bodegas que han querido estar en Fenavin conscientes de la plataforma de negocio que constituye ya que, en ediciones pasadas con un número de contactos comerciales inferior, se consolidaron negocios por un importe mínimo de 40 millones de euros para las bodegas y cooperativas nacionales, según los informes técnicos.
Con pase institucional --de ayuntamientos de diversos puntos del país, diputaciones, denominaciones de origen-* han visitado la feria 5.470 personas; mientras que han contado todo lo que ocurría en la feria durante estos tres días un total de 3.025 medios de comunicación --un 2,12% más que la edición anterior-, de los que 720 eran internacionales.
AUMENTA EL NÚMERO DE COMPRADORES
Pero las cifras más relevantes, que han posibilitado este volumen de negocio, han sido las de compradores. En concreto, el número de compradores internacionales también se ha elevado por encima de las previsiones de Fenavin 2017.
Si en la edición de 2015 llegaron 717, en 2017 han sido 1.022 de un total de 90 países, un 25% más que en la edición previa, superando el millar que tenía como objetivo la organización.
Otra buena noticia han sido los compradores internacionales que han llegado por su cuenta, 3.105, lo que supone un crecimiento del 42,5% respecto a la edición de 2015.
Entre los países que por primera vez han participado en esta feria se encuentran algunos como Angola, Albania, Argentina, Australia, Armenia, Azerbaiyán, Benín, Bosnia Herzegovina, Bulgaria, Camerún, Chile, Costa Rica, El Salvador, Grecia, Guatelamala, Honduras, Israel, Kirguizistán, Montenegro, Nigeria, Paraguay, Tanzania, Uruguay y Venezuela.
Pero también ha crecido el número de compradores nacionales en un 16% respecto a la edición anterior. Entre los gestionados por Fenavin y los que han llegado a la feria por sus propios medios suman 13.773, un 5,6% más que en 2015.
Estos compradores han podido hacer negocio con 1.802 bodegas, de las que 918 empresas vitivinícolas provenían de Castilla-La Mancha y, de ellas, 411 de la provincia de Ciudad Real, que han representado a las 70 Denominaciones de Origen de España.
Además, en el Pabellón de Ferias y Muestras de Ciudad Real, donde ha tenido lugar el evento ferial, han estado presentes siete de los diez grandes grupos elaboradores de vino del país como García Carrión, Félix Solís, Freixenet y Grandes Pagos de España, entre otros, pero también pequeñas bodegas de producción limitada y cooperativas cuyos socios son agricultores.
A ese valor que es más cuantificable, "aunque los bodegueros no van a revelar nunca cuál es el volumen de ventas que han alcanzado, porque el secreto del negocio es precisamente el secreto" indica el presidente de la feria y de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, hay otro más intangible pero igualmente valioso que es la imagen que se ha proyectado de Ciudad Real, de España y de la Feria Nacional del Vino en muchos países.
En este sentido, reconoció que es "una publicidad que no habríamos podido pagar, ni aún siendo la diputación más saneada de España como somos".
PROMOCIONAR EL CONSUMO
Pero pensar en Fenavin sólo en términos de negocio dejaría huérfano al espíritu de la feria. Por ello, en esta novena edición de la feria se ha apostado por promocionar el consumo moderado de vino a través de la cultura, ya que este producto forma parte de la herencia social española desde hace milenios.
Para ello, se han desarrollado más de un centenar de actividades paralelas que han tratado de prestigiar el consumo de vino, reavivando sus conexiones con valores culturales, saludables, estéticos y deportivos.
Entre esas actividades, además de jornadas y conferencias formativas sobre cómo exportar mejor a distintos países o acerca de las últimas tendencias en marketing y nuevas tecnologías para optimizar la venta, ha habido espacio para que importantes personajes del mundo de la literatura, la comunicación, la moda o la salud transmitieran su pasión por el mundo del vino y la cultura que lleva aparejada.
Así, entre el 9 y el 11 de mayo han pasado por esta feria nacional grandes comunicadores como Lorenzo Díaz, Raúl del Pozo, Andrés Sánchez Magro, José Ribagorda, Antonio Lucas, Manuel Jabois, Pedro Simón, Marta Robles u Olga Viza, mientras que la gastronomía ha tenido un papel central, con la presencia de Joxe Mari Aizega, director del Basque Culinary Center, y Josep Roca, sumiller de Can Roca, además de varios cocineros de restaurantes con estrella Michelin en Castilla-La Mancha como Fran Martínez o Adolfo Muñoz.
Como es habitual, algunos de los nombres más apreciados en el mundo del vino a nivel internacional han compartido sus experiencias. Es el caso de Robert Joseph, la japonesa Yumi Tanabe, Sara Jane Evans o el español Rafael del Rey.
Pero es que ni siquiera las grandes entidades financieras del país han permanecido al margen de esta gran cita comercial que, en torno al sector vitivinícola, se ha celebrado en Ciudad Real de forma que en Fenavin el director general de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, analizó los retos y la situación actual del sector del vino en España, un sector que él mismo calificó como sector clave pues acapara el 9% del PIB español, por lo que resaltó el compromiso de su entidad y el suyo personal con el sector.
Asimismo, tampoco faltó el director general de CaixaBank, Juan Antonio Alcaraz, quien reconoció la necesidad de corregir la descompensación que existe actualmente entre volumen y valor de los vinos que exporta nuestro país.
FENAVIN 2019
Con este balance positivo, José Manuel Caballero, asegura que ya se han puesto a trabajar en la próxima edición, la décima, que se celebrará en 2019 "y que será espectacular".
Entre los primeros retos que ya se han fijado como objetivos se encuentra superar las espectaculares cifras alcanzadas este año, que demuestran que la feria ya es reconocida como una cita ineludible del sector a nivel nacional "porque se hace negocio", siempre manteniendo los estándares de calidad de Fenavin 2017 ya que uno de los valores de esta cita tanto para expositores como para compradores es la adecuada proporción entre ambos, con una media de 10 compradores por cada expositor.