Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fedetaxi dice que su interés no es manifestarse sino "negociar" y rechaza injerencias políticas en el sector

El presidente de la Federación Española del Taxi (Fedetaxi), Miguel Ángel Leal, ha afirmado este martes que su interés no es manifestarse ni "molestar a los ciudadanos más", sino negociar y conseguir una "convivencia pacífica" entre todos los sectores, al tiempo que ha indicado que no les gusta que se esté "metiendo un poco la política en el sector".
En declaraciones a los periodistas en el Congreso antes de reunirse con el grupo parlamentario socialista y en paralelo a la nueva manifestación que los taxistas han secundado en Madrid y Barcelona contra Uber y Cabify, Leal ha pedido que las nuevas protestas no se tomen como una "agresión", sino como una "preocupación".
Leal ha indicado que la posición de la organización es "negociar, negociar y seguir negociando" y ha afirmado que su interés no es manifestare ni "molestar a los ciudadanos más", ya que entienden que el trabajo "está dentro (en el Congreso) y no fuera), por lo que ha abogado por alcanzar un "equilibrio" y una "convivencia pacífica" entre todos los sectores.
Asimismo, Leal ha apuntado que han mantenido reuniones con el PP y con el PSOE y que no tienen previsto encontrarse con ningún otro partido.
"Otros partidos entendemos que tienen intereses en mover mucho la calle por cuestiones como la moción de censura. Se está metiendo un poco la política en el sector, hemos visto a los estibadores, no nos gusta. Nuestras reivindicaciones son limpias, no tenemos guías políticas de ningún tipo", ha añadido Leal, quien ha indicado que desde Fedetaxi están "con los políticos que tenemos que estar, que son los que han votado los españoles", a quienes sirven los taxistas.
Precisamente este martes el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha protagonizado una accidentada visita a los taxistas que protestaban en las inmediaciones del Congreso de los Diputados, ya que cuando se ha acercado a saludarles, se ha visto salpicado por el lanzamiento de un huevo por parte de uno de los manifestantes.
El presidente de Fedetaxi ha denunciado el "incumplimiento generalizado" de la normativa y que uno de cada cinco traslados sean "ilegales", al tiempo que ha lamentado la falta de presencia policial para la inspección del transporte y ha dudado de que la Agencia Tributaria esté pendiente de que en la actualidad se estén dando casos en los que "una licencia de 36 euros pase a 50.000 euros en un mismo acto".
En esta línea, se ha preguntado qué va a suceder ante la "estafa" al sector y el "gran número de inmigrantes" que no han podido acceder a una licencia del taxi y acaban recurriendo a la "explotación" de las nuevas plataformas de transporte, en las que "les esclavizan y les obligan a meterse en un crédito tremendo".
EL PSOE APOYA AL SECTOR Y PIDE GARANTIZAR DERECHOS LABORALES.
Por su parte, el secretario general del Grupo Socialista y del PSOE de Málaga, Miguel Ángel Heredia y el portavoz de Fomento y diputado por Cáceres, César Ramos, se han reunido con responsables de Fedetaxi y de la Confederación de Taxistas Autónomos de España, así como de la Mesa Estatal del Taxi y de la Federación Élite Taxi España.
En declaraciones a los medios de comunicación, Ramos, ha asegurado que "se está produciendo una revolución en todos los sectores y el sector del taxi no es ajeno a ello", por lo que ha avanzado que exigirán que se garanticen "primero los derechos laborales", ya que "las revoluciones no son incompatibles con garantizar los derechos laborales y que los taxistas se sientan seguros".
Ramos ha defendido que hay que adaptarse a las revoluciones y ser competitivo pero "nunca a costa de los trabajadores y ya son demasiados casos en los que se hace a costa de los mismos".
Por ello, ha pedido al Gobierno y al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna que "se ponga a trabajar con negociación, con escucha y con consenso", tras denunciar que el ministro no ha estado "a la altura" en los conflictos de los estibadores, Ferrovial y los taxistas.
En este sentido, ha recordado que PSOE es el único grupo que ha defendido una iniciativa en el Congreso para impulso y modernización del sector del taxi" a través de una proposición no de ley, frente a otros grupos de la que "se suman a las manifestaciones, pero que una vez en el Parlamento no trasladan las reivindicaciones de los distintos colectivos a esta Cámara".
De esta forma, ha pedido a los nuevos partidos que "entiendan que política también se hace desde los parlamentos".