Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Facua critica que nadie se atreva a multar a los bancos "por el mayor fraude a los consumidores"

Facua-Consumidores en Acción ha criticado que "nadie se atreva a multar a los bancos por el mayor fraude a los consumidores que se ha producido en la historia" y que el plazo de un mes a los bancos para adherirse y constituir los departamentos que tramitarán las reclamaciones y otros tres meses para contestarlas puede convertirse en "una tregua de hasta cuatro meses para las entidades financieras".
Por este motivo, ha anunciado que no participará en el órgano de seguimiento previsto en el real decreto ley sobre las cláusulas suelo para no convertirse " en un mero convidado de piedra del Gobierno para hacerse la foto".
La asociación de consumidores ha considerado que la norma está llena de ambigüedades con las que puede favorecerse que los bancos anuncien su adhesión al procedimiento extrajudicial sin que envíen comunicaciones para informar de ello a cada uno de los usuarios que tuvieran una hipoteca con cláusula suelo.
Además, ha criticado que "nadie se atreva a multar a los bancos por el mayor fraude a los consumidores que se ha producido en la historia" y que el plazo de un mes a los bancos para adherirse y constituir los departamentos que tramitarán las reclamaciones y otros tres meses para contestarlas puede convertirse en "una tregua de hasta cuatro meses para las entidades financieras".
Por otro lado, Facua ha advertido de que si se reintegra a los hipotecados el dinero cobrado fraudulentamente más los intereses no será como consecuencia del real decreto, sino de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que establece la retroactividad total en las devoluciones en contra del criterio del Supremo español, "que pretendía que los bancos se quedasen con todo lo defraudado antes de mayo de 2013".