Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El FROB pierde 1.693 millones en 2016 tras anotarse un impacto negativo de 1.390 millones por BFA y BMN

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) registró unas pérdidas de 1.693 millones de euros en el ejercicio 2016, un 11% más que en 2015, después de anotarse un impacto negativo de 1.390 millones de euros por la disminución del valor de sus participaciones en BFA, matriz de Bankia, y Banco Mare Nostrum (BMN).
Concretamente, el FROB contaba a cierre de 2016 con un activo de 14.354 millones de euros, un pasivo de 15.963 millones de euros y un patrimonio neto negativo de 1.609 millones de euros.
En relación con BMN, de cuyo capital el FROB posee el 65%, este organismo registró en el pasado ejercicio un deterioro de 916 millones de euros. Este impacto negativo tiene su origen en la comparación del importe registrado en las cuentas del FROB al cierre del ejercicio anterior con el "valor razonable" de la entidad obtenido del proyecto de fusión de BMN y Bankia, que valora el patrimonio neto de la primera en 825 millones de euros, según ha explicado el organismo.
Además, el Fondo que preside Jaim Ponce registró un impacto negativo de 474 millones de euros por la disminución del valor de su participación en BFA como consecuencia de la reducción del saldo de las plusvalías en las carteras de renta fija del grupo.
Por otra parte, el FROB registró en 2016 un deterioro de 155 millones de euros por su participación en Sareb, el conocido como 'banco malo'. Este impacto negativo surge de la comparación de la participación del FROB en el capital de Sareb resultante de las operaciones de reducción de capital para compensar pérdidas y de conversión de parte de la deuda subordinada realizadas por la empresa en mayo de 2016 con el valor actual de la previsión de flujos de efectivo futuros obtenidos del plan de negocio aprobado por la compañía.
DETERIORO DE 60 MILLONES POR MAYORES PROVISIONES
Asimismo, el organismo registró un impacto negativo de 60 millones de euros por movimientos de provisiones relacionadas con garantías otorgadas en las ventas de distintas entidades.
Mientras que las provisiones por garantías por la venta de NCG Banco en relación con las cláusulas suelo aumentaron en 97 millones de euros, las relacionadas con el esquema de protección de activos (EPA) de la venta de Banco de Valencia se redujeron en 35 millones de euros.
Según ha explicado en una nota, el FROB dispone de una posición de tesorería "suficiente" para hacer frente a sus compromisos a medio plazo. Concretamente, al cierre de mayo de 2017 contaba con tesorería no comprometida por 916 millones de euros, colocados en deuda pública y cuentas corrientes remuneradas.
En julio de 2016, el FROB realizó una amortización de una emisión de bonos simples emitidos en julio de 2011 por importe nominal de 2.505 millones de euros.
Por otra parte, el Fondo ingresó una tasa procedente de entidades de crédito y empresas de servicios de inversión para la cobertura de gastos de funcionamiento por 18 millones de euros.
En relación con el pasivo, el FROB se financia mediante un préstamo recibido por el Estado que tenía un saldo de 13.456 millones de euros a 31 de diciembre de 2016.
En cuanto al activo, el organismo señala que a lo largo del ejercicio 2016 "no ha experimentado cambios significativos" en cuanto a su composición (participaciones en BFA, BMN y Sareb, así como apoyo financiero a CEISS y Caja 3, ahora Ibercaja).
EL FNR GANA 1,9 MILLONES
Por su parte, el Fondo de Resolución Nacional (FRN), administrado por el FROB, registró un resultado de 1,9 millones de euros, la mayor parte por recaudación de las contribucuiones realizadas por empresas de servicios de inversión no incluidas en el ámbito de la supervisión.
El patrimonio neto de este fondo se sitúa en 2,9 millones de euros, cifra que recoge las contribuciones realizadas en los ejercicios 2015 y 2016.
CONVERSIÓN DE UN PRÉSTAMO DEL ESTADO
Por otra parte, el FROB ha informado de que ha acordado una conversión del préstamo concedido por el Estado por 3.000 millones de euros que ha dado lugar a un saldo vivo de 10.456 millones de euros.
De esta forma, se reduce el pasivo del FROB y aumenta la partida de fondo patrimonial por este mismo importe, con lo que el saldo del patrimonio neto del FROB ascenderá a un importe positivo de 1.391 millones de euros tras la aprobación de estas cuentas.
Según ha aclarado el FROB, esta conversión no supone una inyección de nuevos fondos al organismo, no afecta a la capacidad del Estado para recuperar las ayudas públicas concedidas y no tiene impacto en el déficit ni en la deuda pública.