Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El FMI cree que el objetivo de superávit primario griego acordado con Luxemburgo no es adecuado a largo plazo

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advierte de que el objetivo a largo plazo de superávit primario de Grecia acordado por las autoridades comunitarias de un 2% del Producto Interior Bruto (PIB) a partir de 2022 "no es adecuado" y mantiene su postura de la importancia de un mayor espacio fiscal.
Así lo ha aseverado el portavoz del organismo internacional, Gerry Rice, este jueves en una rueda de prensa, donde ha constatado que el objetivo de superávit primario a largo plazo del gobierno heleno debe ser reducido al 1,5% sobre el PIB, para implantar tasas impositivas más bajas y modernizar un sistema de protección social.
De igual modo, Rice dijo que el principio de acuerdo alcanzado entre el FMI y los ministros de Finanzas de la eurozona para reestructurar la deuda pública griega, que se sitúa en torno al 180% de su PIB, se completará antes del próximo 27 de julio.
El portavoz señaló que este principio de acuerdo es un proceso "necesario" y que "permite coordinar a todos los acreedores".
Además, explicó que el FMI evaluará la deuda griega según sus propios parámetros de análisis y dependiendo de su sostenibilidad se adoptará una solución u otra. Su desembolso final, por tanto, "está sujeto a un acuerdo de alivio de la deuda y su sostenibilidad".
Rice también hizo alusión al paquete de medidas aprobado recientemente y dijo que representa "un avance importante" respecto a la proposición de reformas, pero que se debe avanzar más en el establecimiento de "una forma específica del alivio de la deuda".
Finalmente, añadió que el acuerdo al que finalmente se ha llegado no es al que el FMI hubiera preferido, ya habría querido tener capacidad de aplicación y aprobación directa de las medidas, si bien señaló que aún así continúa basándose en sus principios.
"Los dos pilares fundamentales para el FMI son las reformas y el alivio de la deuda, de manera que aunque se haya llegado a un principio de acuerdo no quiere decir que se haya dejado de lado ningún objetivo", señaló Rice.
"Se han demostrado avances relativos en cuanto a la deuda, pero todavía no se ha llegado al nivel que pedimos, de forma que si no se lograra el objetivo no se podría avanzar", explicó. Sin embargo, concluyó que después del verano Grecia podría encontrarse en una "posición sostenible".