Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El FMI advierte del auge del proteccionismo y de la debilidad del comercio

El comercio mundial de bienes y servicios solo ha crecido un 3% anual desde 2012, menos de la mitad de media registrada durante las últimas tres décadas, según el Fondo Monetario Internacional (FMI) que advierte del auge del proteccionismo y de la débil actividad económica.
En un capítulo de su informe de otoño, el FMI subraya que entre 1985 y 2007 el crecimiento del comercio fue dos veces superior al de la economía, mientras que en los últimos cuatro años, tanto los flujos comerciales, como el PIB mundial, se expanden al mismo ritmo.
"El menor ritmo en la liberalización del comercio y el repunte reciente del proteccionismo están frenando el crecimiento del comercio, a pesar de que su impacto hasta ahora ha sido limitado", alerta el FMI.
Así, añade que debilidad de la actividad económica, especialmente de la inversión, representa tres cuartos de la ralentización global del global del comercio. "El menor crecimiento de las cadenas de valor globales también ha jugado un papel importante en esta desaceleración", apostilla.
De este modo, el FMI insta a impulsar el comercio estimulando la inversión y rebajando las barreras comerciales con el objetivo de reactivar el virtuoso ciclo de comercio y crecimiento global.
SE SUMA A LAS ADVERTENCIAS DE LA OMC Y OCDE
En este sentido la Organización Mundial del Comercio (OMC) ha recortado este martes sus proyecciones de crecimiento del comercio, que se expandirá un 1,7% en 2016, frente al 2,8% estimado el abril, lo que supone su menor ritmo de expansión desde 2009. Para 2017, prevé un crecimiento de entre el 1,8% y el 3,1%, respecto al 3,6% estimado previamente.
Asimismo, la OMC prevé un crecimiento del 2,2% del PIB mundial este año, lo que supone que, por primera vez desde 2001, el comercio mundial se expandirá a un ritmo menor que el la economía mundial.
La revisión a la baja de las expectativas responde a la desaceleración del crecimiento de la economía y el comercio en las economías vías de desarrollo, como China y Brasil, así como también en América del Norte, donde se ha ralentizado el "sólido" crecimiento de las exportaciones experimentado en 2014 y 2015.
"La dramática desaceleración del ritmo de crecimiento del comercio es grave y debe servir como una llamada de atención", advirtió el director general de la OMC, Roberto Azevêdo, quien mostró su preocupación por el "creciente sentimiento de antiglobalización".
"Tenemos que asegurarnos de que esto no se traduce en políticas equivocadas que podrían empeorar la situación, no sólo desde el punto de vista del comercio, sino también para la creación de empleo, el crecimiento económico y el desarrollo, estrechamente vinculadas a un sistema comercial abierto", apostilló Azevêdo.
Además, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) alertó este mismo mes sobre la "ausencia de progreso" que representa la debilidad del comercio, razón por la que rebajó una décima las previsiones de crecimiento mundial en 2016 y 2017 hasta el 2,9% y el 3,2%.
El 'club de los países ricos' consideró durante la presentación de su último informe que los niveles actuales de comercio mundial reflejan "cierto retroceso" en la apertura de mercados globales para el intercambio de vienes y servicios, lo que deprimirá el crecimiento de la productividad durante los próximos años.