Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El FMI carga contra el Pacto de Estabilidad de la UE y pide sanciones "creíbles"

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha cargado duramente este lunes contra el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea (UE) al considerar que es demasiado complejo y poco transparente, por lo que solicita una simplificación que establezca sanciones "más creíbles" y otorgue beneficios palpables a los países que cumplen con los objetivos fiscales de Bruselas.
En un documento que repasa la política fiscal de la zona euro desde 1999 hasta 2015, la institución dirigida por Christine Lagarde cree que para mejorar la "legitimidad democrática" del Pacto de Estabilidad, "el marco legal debería simplificarse y hacerse más transparente para el público", lo que "reduciría las lagunas y limitaría el margen de interpretación" que induce a "juegos políticos" en las negociaciones entre la Comisión Europea (CE) y los Estados miembros.
Asimismo, el documento elaborado por Luc Eyraud, Vitor Gaspar y Tigran Poghosyan critica que los miembros del Consejo de Asuntos Económicos y Financieros (Ecofin), pueden tener "incentivos" para ser "indulgentes" a la hora de aplicar sanciones "políticamente costosas" para otros miembros, ya que podrían verse en una situación de angustia fiscal en el futuro.
En esta línea, el FMI, que afirma que el hecho de que Bruselas no haya aplicado ninguna multa todavía demuestra "debilidad de ejecución", propone que las sanciones sean "creíbles" y que los beneficios de cumplir con los objetivos déficit sean palpables.
SANCIONES "POLÍTICAMENTE ACEPTABLES"
En este sentido, la institución con sede en Washington solicita que las sanciones sean "políticamente aceptables" --actualmente las multas equivalen al 0,2% del PIB del país en cuestión--. "Las sanciones elevadas llevan un estigma y un coste político que hace que su aplicación sea muy improbable, por lo que podría implantar un sistema más gradual", recomienda el FMI.
Asimismo, el organismo internacional solicita beneficios "tangibles" para los Estados que cumplan con el déficit, ya que estima que el marco fiscal actual está "claramente inclinado hacia incentivos negativos en forma de sanciones y acciones correctivas".
"Una posibilidad consiste en vincular el volumen de los fondos estructurales y otras subvenciones de la UE al cumplimiento de las normas fiscales", reza el documento publicado este lunes por la institución.
"Es posible y deseable disponer de un sistema de incentivos más sólido, que incluya sanciones graduales y proporcionadas y beneficios claros para los encuestados", concluye el FMI, que señala que, a largo plazo, una solución duradera debe combinar la disciplina del mercado con una gobernanza fiscal más sólida.