Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La misión del FMI en España pide nuevas reformas del mercado laboral

La misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) que ha visitado el país para elaborar su informe anual recomienda a España acometer nuevas reformas para abordar el problema del elevado desempleo, particularmente entre los parados de larga duración y los jóvenes, así como de la dualidad del mercado laboral, haciendo más atractivos los contratos indefinidos ante la extendida utilización de la contratación temporal en las nuevas incorporaciones.
"La reducción del desempleo, sobre todo el de larga duración y el juvenil, sigue siendo un reto capital", señalan los técnicos del FMI en la declaración final de la misión que ha visitado el país para elaborar el informe anual sobre la economía española conocido como 'Artículo IV', donde destacan que "el crecimiento del PIB real y la generación de empleo siguen estando muy por encima de la media de la zona euro".
A pesar de reconocer el crecimiento del empleo en los dos últimos años gracias a la moderación salarial y las reformas del mercado de trabajo, que han permitido una moderada reducción de la dualidad y del desempleo estructural, los técnicos del FMI advierten de que "la mayor parte de los nuevos empleos son de carácter temporal" y la dualidad del mercado de trabajo acentúa la volatilidad del empleo e inhibe la inversión en capital humano y la productividad de los trabajadores.
A este respecto, la misión del FMI considera necesario que los contratos indefinidos "sean más atractivos para los empleadores" y señala que, entre tanto, las recientes reformas del mercado laboral podrían ser más eficaces si se ofrece una mayor seguridad jurídica y administrativa a las empresas en materia de despido, además de concedérseles un mayor margen de control y flexibilidad en materia de condiciones de trabajo.
"Podría ser muy beneficioso actuar de inmediato en unos cuantos ámbitos prioritarios para los que parece que existe un amplio apoyo político: mejorar las políticas activas de empleo para reducir la tasa de paro de larga duración y juvenil, reformar el sistema de financiación autonómica y mejorar la eficacia de las políticas en materia de innovación y educación a fin de aumentar la productividad", añaden los expertos, que recomiendan apuntalar esta estrategia en el futuro con "nuevas reformas en el mercado laboral y en los mercados de producto".
GANAR PRODUCTIVIDAD.
Por otro lado, los expertos del FMI consideran que en España la baja productividad sigue siendo un reto fundamental a medio plazo, dado que el panorama empresarial está dominado por perqueñas empresas, que suelen exportar menos, ser menos productivas e innovadoras que las empresas de otros países europeos.
"Las reformas laborales y de los mercados de producto han contribuido a mejorar la competitividad de las empresas, y se estima que añadirán alrededor de 0,5 puntos porcentuales al crecimiento anual de la productividad durante los próximos cinco años", apuntan los técnicos del FMI, subrayando que, aunque este crecimiento es mayor que antes de la crisis, "habría que incrementarlo más para que España siga registrando a medio plazo un crecimiento del PIB real superior al 2%".
Para impulsar la productividad, la misión del FMI plantea llevar a cabo un ajuste de las políticas públicas para promover normas eficaces y mayor competencia, acelerando la aplicación de la Ley de Unidad de Mercado, y avanzando en la liberalización de los servicios profesionales.
Asimismo, los expertos del FMI reclaman más apoyo a la innovación por medio de inversión privada en I+D, que es baja en comparación con la de otros países europeos, y de mejoras en la eficacia del gasto público en I+D; así como una revisión de las normas que han dado lugar a "la trampa de la empresa pequeña"; así como una mejora del acceso a la financiación no bancaria.
"En general, este tipo de reformas son muy beneficiosas cuando se aplican durante una recuperación cíclica, como la que está viviendo España actualmente", añaden.