Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El FMI advierte de que Asia es "particularmente vulnerable" al proteccionismo

Las economías asiáticas son "particulamente vulnerables" ante el proteccionismo, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), que considera que las perspectivas económicas de la región están sometidas a un importante grado de "incertidumbre", aunque mantiene las perspectivas de crecimiento de la región en el 5,5% y 5,4% en 2017 y 2018, respectivamente.
En su informe sobre perspectivas económicas de la región, la institución dirigida por Christine Lagarde proyecta que los estímulos fiscales en Estados Unidos, junto a una mejora de la confianza económica en las principales economías avanzadas, podrían impulsar las exportaciones y el crecimiento del continente.
No obstante, la organización internacional considera que el panorama macroeconómico esta "ensombrecido" por la "incertidumbre" global y advierte de que un endurecimiento más rápido de lo esperado de la política monetaria estadounidense --como consecuencia de los estímulos fiscales que podría aplicar el presidente de EEUU, Donald Trump-- podrían impactar negativamente sobre las economías que necesitan financiación exterior.
Además, subraya que las economías asiáticas son "particularmente vulnerables" al proteccionismo dada su apertura al comercio y su integración en las cadenas de valor globales. "Un cambio global hacia políticas proteccionistas podría reducir las exportaciones asiáticas y provocar un descenso de la inversión directa en el continente", alerta el organismo.
El FMI también considera que el crecimiento de Asia se podría ralentizar si la transición de China hacia una economía de mercado es más "espinosa" de lo esperado o si afloran tensiones geopolíticas en la región.
En el caso de China, el FMI mantiene sus previsiones de abril y proyecta que el crecimiento del gigante asiático se ralentizará hasta el 6,6% en 2017, desde del 6,7% de 2016, para alcanzar un crecimiento del PIB del 6,2% en 2018.
Asimismo, la organización internacional mantiene sus previsiones de abril para Japón en el 1,2% y el 0,6% durante los dos próximos años, mientras que también mantiene el crecimiento del PIB en Australia en el 3,1% en 2017 y en el 3% en 2018.