Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

FIAB rechaza las tasas impositivas que gravan el consumo y "castigan directamente al consumidor"

Reclama medidas que ayuden a proteger la senda del crecimiento en un marco fiscal equitativo y justo
La Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (Fiab) ha mostrado su desacuerdo con las tasas impositivas que graven el consumo de determinados productos de alimentación y bebidas, durante la celebración este jueves de su asamblea general ordinaria.
En concreto, la patronal ha recordado que se trata de un sector "estratégico" para España e integrado por casi 30.000 empresas, en su mayoría pymes, y ha alertado de los efectos negativos que una subida de impuestos conllevaría para la economía nacional, suponiendo un paso atrás en el proceso de recuperación del consumo en el que se encuentra actualmente España.
Fiab también ha solicitado al Gobierno una reflexión más profunda en la convalidación del Real Decreto-Ley 3/2016, de 2 de diciembre, por el que se adoptan estas medidas en el ámbito tributario.
El director general de FIAB, Mauricio García de Quevedo, ha subrayado que castigar a un sector estratégico para la economía española y que ha sido clave en los peores momentos de recesión es "una medida desacertada que afecta a la economía española".
"Esta subida de tasas castiga directamente al bolsillo del consumidor y penaliza la demanda", ha indicado García de Quevedo, que ha recalcado que puede tener consecuencias negativas directas sobre el empleo y la actividad empresarial.
Además, el nuevo escenario al que abocan las nuevas medidas impositivas facilita una "posición de desventaja de sectores económicos clave como la alimentación y las bebidas, y, por consiguiente, de sectores afines ligados íntimamente a éste, como son el comercio y el turismo, en el mercado global en el que competimos directamente".
La patronal ha reclamado medidas que ayuden a proteger la senda del crecimiento en un marco fiscal equitativo y justo que facilite el consumo interno y la confianza del consumidor, entendiendo que acciones encaminadas a una lucha más decidida contra el fraude fiscal y la economía sumergida, así como el control del gasto público, son medidas que incrementarán la eficiencia y competitividad, no sólo de los sectores de la alimentación y bebidas, sino de toda la economía en su conjunto.
Fiab ha destacado que el sector es una fuente de riqueza, empleo y estabilidad. Según el último dato interanual de noviembre, el crecimiento del empleo en la industria de alimentación y bebidas creció un 3,4%. Esto se traduce en la creación de más de 10.000 puestos de trabajo en el último año.
Además, la industria ha registrado cifras de producción y exportación récord en el último ejercicio cerrado que ronda los 95.000 millones de facturación y 26.000 millones de euros, respectivamente.