Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La FEMP recibe garantías de que los 8.125 ayuntamientos podrán gastar los 7.000 millones de su superávit

Abel Caballero asegura que existe un acuerdo político que deberá plasmarse en los Presupuestos, si se aprueban
El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, ha confirmado este martes el consenso parlamentario para que los 8.125 ayuntamientos con superávit puedan gastar 7.000 millones que acumulan como remanente de tesorería y que, sin embargo, en cumplimiento de la regla de gasto hasta ahora no pueden ejecutar.
Caballero ha informado a los medios de que, tras reunirse ayer lunes con las cuatro principales fuerzas parlamentarias --PP, PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos--, todas ellas "estuvieron en completo acuerdo" con las reivindicaciones de las corporaciones locales.
"Tenemos el visto bueno de los cuatro grupos, una gran mayoría, casi unanimidad en el Congreso, para poder reinvertir 7.000 millones de euros de superávit de 8.125 ayuntamientos", ha asegurado Caballero, que ha calificado este acuerdo como "un gran avance". "Vamos a generar empleo, vamos a hacer más política social y vamos a seguir mejorando las ciudades", ha asegurado el alcalde de Vigo.
La autorización para poder ejecutar los remanentes de tesorería que por cumplimiento de la regla de gasto estén inmovilizados en las corporaciones con cuentas saneadas llegará a través de los Presupuestos Generales del Estado, obviamente siempre que se aprueben.
EL PP ACEPTA INVERSIONES FINANCIERAMENTE SOSTENIBLES
Así, Caballero ha explicado que tanto PP, PSOE y Unidos Podemos presentaron enmiendas en este sentido, y que Ciudadanos le ha anunciado su intención de sumarse a esta posición, apoyando la modificación propuesta por el PP.
Entre sus enmiendas al proyecto de Presupuestos, el PP se mostraba dispuesto a permitir que los ayuntamientos que contaran con superávit pudieran ejecutar en 2017 inversiones financieramente sostenibles, sin la obligatoriedad de que éstas se gastaran íntegramente este año, extendiendo el plazo hasta 2018.