Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

FCC recortará un 40% la deuda de Portland al vender el negocio de EEUU y capitalizar préstamos

FCC reducirá en un 40% la deuda de 1.401,5 millones de euros que su filial Cementos Portland soporta tras la reestructuración que acordó este verano, tras vender la mayoría del negocio de esta empresa en Estados Unidos y una vez que el grupo capitalice los préstamos otorgados a la cementera.
Las dos operaciones permitirán a Cementos Portland recortar en 562 millones de euros su pasivo, hasta situarlo en el entorno de los 840 millones de euros, según explica el grupo controlado por Carlos Slim en el folleto de la OPA lanzada a la filial cementera para excluirla de cotización en Bolsa.
En concreto, Portland restará 450 millones de euros de deuda al desconsolidar Giant Cement Holding, su filial estadounidense, después de que el propio Carlos Slim comprara el 55% de esta empresa.
La reducción de los otros 111,9 millones derivará del compromiso de FCC de capitalizar (canjear por acciones) los préstamos que tiene otorgados a esta filial, que ascienden a un total de 423,29 millones de euros.
La constructora otorgó el último de estos créditos subordinados este verano, en el marco de la refinanciación que la cementera aprobó a finales de julio. El importe del préstamo es de 271 millones de euros.
En virtud de esta reestructuración de deuda, FCC se comprometió a canjear el total de préstamo por títulos de Cementos Portland antes del 1 de agosto de 2017. La operación se realizará a través de una ampliación de capital a 4,95 euros por acción, precio un 18% por debajo de la cotización actual.
Además, en el marco del acuerdo, la compañía controlada por Carlos Slim garantizó que seguirá prestado respaldo financiero a su filial.
Así, aportará a la cementera recursos suficientes para reducir su deuda hasta un importe equivalente a 3,5 veces su beneficio bruto de explotación (Ebitda) si a cierre de 2018 el endeudamiento de la cementera supera este promedio. En la actualidad, el pasivo de Portland es de 6,5 veces su Ebitda.
OPA DE EXCLUSIÓN.
De hecho, FCC incluye su intención de prestar un mejor apoyo financiero a su filial de cementos dentro de los objetivos de la OPA de exclusión que ha lanzado sobre el 20,5% de la cementera que cotiza en Bolsa para excluirla del mercado.
El grupo constructor controlado por Slim también argumenta que permitirá reducir gastos y mejorar la gestión, dada la similitud del negocio y la estrategia de las dos compañías.
FCC acaba de recibir 'luz verde' de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a la OPA, valorada en unos 64 millones de euros, y actualmente está a la espera de que se abra el periodo de aceptación.