Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

FCC impulsa un proyecto para obtener 'bioenergía' de los centros de tratamiento de residuos

FCC impulsa un proyecto que busca aumentar la obtención de biocombustibles a partir del tratamiento de los residuos y basuras municipales y agro industriales.
El denominado proyecto 'Methamorphosis' tiene también como socios a Área Metropolitana de Barcelona (AMB), Gas Natural Fenosa, Seat y el Instituto Catalán de Energía (Icaen).
La iniciativa fue seleccionada por 'Life', el programa europeo de soporte a las acciones de mitigación del cambio climático, en su convocatoria de 2014.
Su objetivo último es incrementar la producción de biogás a partir del tratamiento de los residuos municipales, cambiando las técnicas que se emplean hasta ahora e introduciendo otras nuevas. El gas, una vez enriquecido, será usado como combustible para vehículos, y no se descarta que en un futuro pueda inyectarse en la red de gas natural.
FCC está instalando y operando prototipos de esta generación de biogas en el centro de tratamiento y reciclaje de residuos 'Ecoparc 2' que gestiona en Barcelona.
Posteriormente, el gas que se obtenga se probará en vehículos de Seat monitorizados por su centro técnico y en el parque de FCC Medio Ambiente durante su actividad diaria de recogida de residuos. Esta previsto que los dos tipos de vehículos realicen pruebas que supongan recorrer un total de 120.000 kilómetros.
Los promotores del proyecto estiman que este nuevo combustible puede recudir en un 30% la emisión de gases de efecto invernadero respecto al diésel.
Así, FCC y sus socios en la iniciativa que 'Methamorphosis' supondrá un "avance" en la valorización energética de residuos y una "gran propuesta" de economía circular, dado que "convierte a los centros de tratamientos de residuos en un productor de combustible con capacidad de alimentar tanto a vehículos como a la red de distribución".