Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

FCC no podrá continuar con el proceso de conversión de bonos tras una sentencia firme en Reino Unido

FCC no podrá continuar con el proceso de conversión de bonos en los términos previstos después de que la sentencia dictada por el Tribunal Superior Inglés haya quedado firme, por lo que los bonistas conservan el derecho a exigir de manera individual a la constructora la amortización anticipada de sus bonos.
La sentencia ha quedado firme una vez que el Tribunal Inglés de Apelación ha desestimado la apelación formulada por FCC contra la sentencia dictada por el alto tribunal británico el pasado mes de abril de 2015, según ha informado la compañía este miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
FCC había dejado en suspenso el proceso de conversión de un porcentaje mínimo (el 8%) de la emisión de bonos de 414 millones de euros que lanzó en 2009 y vencía en 2020, el que está en manos de los bonistas que en 2005 reclamaron judicialmente el vencimiento anticipado de estos títulos de deuda, hasta que el juez emitiera sentencia sobre este contencioso.
El resto del saldo vivo de la emisión ya está liquidado y ha permitido al grupo que controla Carlos Slim recortar un 10,6% su deuda con recurso y un 9% el endeudamiento total, que se sitúa en unos 4.000 millones de euros.
La operación ha supuesto también al grupo recortar gastos financieros, dado que los bonos devengaban un cupón fijo anual del 6,5% pagadero semestralmente.
En cuanto al porcentaje de la emisión que queda pendiente, se trata de bonos que suman un saldo vivo de 32,75 millones de euros, el 8% del total.
CONTENCIOSO DE 2015.
El contencioso tiene origen en enero 2015, cuando un grupo de bonistas entendieron que el acuerdo de refinanciación que FCC firmó con sus bancos en 2014 activaba las condiciones para abordar el vencimiento anticipado de los bonos y lo reclamaron por vía judicial.
En abril de ese año, un juez inglés reconoció el derecho de conversión de los bonos, si bien FCC recurrió esta decisión, cuya resolución se ha conocido ya. Los bonistas, no obstante, no promovieron iniciativa alguna para reclamar formalmente la recompra.