Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Eurogrupo se declara dispuesto a discutir la nueva propuesta de Chipre

El presidente del Eurogrupo, Jeroen DijsselbloemEFE

Los ministros de Economía de la eurozona se han declarado este jueves dispuestos a discutir la nueva propuesta sobre el rescate que prepara Chipre y le ha instado a presentarla "lo más rápidamente posible".

"El Eurogrupo está dispuesto a discutir con las autoridades chipriotas el borrador de nueva propuesta, que espera que las autoridades chipriotas presenten lo más rápidamente posible", ha dicho su presidente, Jeroen Dijsselbloem, en un comunicado al término de la teleconferencia celebrada esta tarde.
La nueva propuesta deberá ser examinada por la troika (formada por la Comisión, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) y tiene que respetar "los parámetros definidos con anterioridad por el Eurogrupo", señala el comunicado.
Las dos condiciones que ha fijado la UE son que el coste del rescate no supere los 10.000 millones de euros -lo que significa que Chipre debe aportar el resto que se necesite- y que la deuda chipriota no rebase el umbral del 100% en 2020 para garantizar sus sostenibilidad.
Los ministros de Economía de la eurozona "reafirman la importancia de garantizar plenamente los depósitos por debajo de 100.000 euros en la UE".
El Eurogrupo se compromete además a "garantizar la estabilidad de la eurozona en su conjunto" y a "asistir a los ciudadanos chipriotas en sus esfuerzos de reforma".
Las autoridades chipriotas han presentado este jueves una nueva propuesta para reestructurar el sistema financiero que impondrá pérdidas a los grandes depositantes pero salvaguarda las cuentas por debajo de 100.000 euros.
Nicosia creará además un fondo de solidaridad cuyo objetivo es recaudar el resto del dinero necesario para salvaguardar su parte del rescate. Con estas medidas pretende esquivar la tasa a los depositantes acordada el pasado sábado con el Eurogrupo, que fue rechazada por el parlamento chipriota el martes.
El Banco Central Europeo (BCE) ha dado de plazo a Chipre hasta el próximo lunes para llegar a un acuerdo sobre el rescate. De lo contrario, ha anunciado que cortará la liquidez de emergencia a la banca chipriota, lo que provocará su quiebra inmediata y probablemente la salida de la eurozona.