Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El jefe del Eurogrupo avisa de que España deberá tomar "medidas extra" si quiere más tiempo para el déficit

El presidente del Eurogrupo, Jeroen DijsselbloemEFE

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha avisado de que España y el resto de Estados miembros que incumplan sus objetivos de déficit deberán tomar "medidas extra" de ajuste y reformas en los próximos años si quieren que la UE les dé más tiempo para llegar al 3% que exige el Pacto de Estabilidad.

Los países que no logren sus objetivos, ha explicado Dijsselbloem ante la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara, "deberán tener una muy buena historia de por qué no pueden alcanzarlos". "Tendrá que haber circunstancias excepcionales muy específicas en su economía", ha resaltado.
"Deberán demostrar que tomarán medidas extra para alcanzar los objetivos presupuestarios en los próximos años, la senda estructural, y deberán tener una muy buena historia de lo que están haciendo en términos de reformas estructurales", ha señalado el jefe del Eurogrupo.
"En estas circunstancias -circunstancias económicas excepcionales, medidas extra para volver a la senda marcada y una historia convincente sobre reformas estructurales-, con este total, podemos permitir un año extra para países específicos", ha indicado Dijsselbloem.
"Pero tiene que ser un examen duro y una evaluación individual", ha subrayado.
El presidente del Eurogrupo ha admitido que "en algunos países, se han hecho esfuerzos muy enérgicos" para ajustar la economía. "España es uno de ellos, pero también Italia, Portugal, Irlanda".
"Se ha hecho un trabajo tremendo con un gran impacto social, debemos darnos cuenta y ser francos sobre esto. Pero estoy seguro de que la competitividad de estos países aumenta día a día y eso es crucial para el crecimiento y el empleo", ha sostenido Dijsselbloem.
El déficit de España se situó el año pasado en el 6,7% -excluyendo las ayudas a la banca-, en lugar del 6,3% pactado con la UE, según los cálculos del Gobierno. Para este año, el objetivo es el 4,5%, aunque según las proyecciones de Bruselas no se bajará del 6,7%.
El vicepresidente económico, Olli Rehn, ha dicho que podría proponer más tiempo para España, incluso dos años, si se demuestra que el año pasado hizo el esfuerzo estructural exigido. Para ello, espera que Eurostat diga el 22 de abril si valida o corrige los datos de déficit de 2012.