Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Eurocámara aboga por imponer sanciones a asesores fiscales que promuevan el fraude

La comisión del Parlamento Europeo que investiga los 'papeles de Panamá' es partidaria de imponer sanciones a aquellas personas o entidades que actúan como intermediarios que facilitan a sus clientes prácticas fiscales para eludir o evadir el pago de impuestos, como asesores fiscales o abogados.
Así lo ha explicado el eurodiputado danés Jeppe Kofod, uno de los dos eurodiputados responsables del borrador de informe de la comisión de investigación, en una rueda de prensa en la que ha señalado las conclusiones principales de dicho documento.
El socialdemócrata ha destacado el "papel necesario" que juegan los intermediarios para promover el fraude fiscal, por lo que ha instado a central el "foco" en ellos. Así, ha pedido a la Comisión Europea, que presentará a finales de este mes una propuesta legislativa al respecto, que incluya sanciones "más fuertes" para los intermediarios si facilitan "repetidamente" consejos ilegales, como perder la licencia.
"Básicamente queremos ver la responsabilidad de todos los intermediarios, ya sean bancos, un abogado o un asesor. Si participan en el establecimiento de estructuras ilegales o ayudan a evadir o a blanquear capitales, las multas o sanciones deben ser más severas", ha defendido.
El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, ya afirmó a principios de abril que la Comisión Europea estaba estudiando la posibilidad de imponer sanciones a estos intermediarios dentro del diseño de las nuevas normas comunitarias.
Por su parte, el eurodiputado checo Petr Jezek, ha explicado que algunos de estos intermediarios ya están "parcialmente regulados" o "autorregulados", pero ha añadido que en algunas ocasiones "no se comportan del mejor modo". Por ejemplo, ha afirmado que los organismos de supervisión propia son "bastante suaves" y "casi no existen sanciones".
"Espero que la Comisión Europea cubra estas deficiencias en su propuesta para una leguslación que regule a los intermediarios", ha confiado el eurodiputado liberal.
Además del papel de los asesores fiscales, Kofod ha enumerado otros campos en los que la comisión ha detectado deficiencias, como la falta de cooperación entre las unidades de inteligencia financiera europeas y de los Estados miembros y la necesidad de crear un registro público de beneficiarios efectivos para "fortalecer la transparencia".
El socialdemócrata también ha subrayado la importancia de que el pleno de la Eurocámara respalde el próximo lunes la propuesta del Ejecutivo comunitario que obligará a las multinacionales a hacer públicos sus datos fiscales en cada país en el que operan.
A su vez, Jezek ha afirmado que la legislación europea vigente en el momento en el que se desvelaron los 'papeles de Panamá' era insuficiente, pero ha enfatizado que desde entonces se ha efectuado "bastante progreso" en la materia.
También ha participado en la rueda de prensa el presidente de la comisión de investigación, el conservador alemán Werner Langen, que ha recordado que los eurodiputados que forman parte de la misma debatirán el borrador de informe antes del descanso de verano.
Langen además ha detallado algunos de los problemas a los que se ha enfrentado la comisión de investigación para desarrollar su labor, entre las que ha destacado el acceso "insuficiente" a datos y documentos o el hecho de que las competencias de la comisión no incluyan la posibilidad de pedir sanciones o de "forzar" a invitados a acudir a las sesiones.