Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Eurocámara reclama medidas contra la brecha de género de "casi el 40%" en pensiones

El pleno del Parlamento Europeo ha reclamado este miércoles medidas contra la brecha de "casi el 40%" que separa las pensiones que cobran hombres y mujeres en la Unión Europea, una desigualdad de género que afecta a la población mayor de 65 años y que ha aumentado en varios Estados miembro durante los últimos cinco años.
En concreto, esta brecha se situaba en el 38,3% en 2015, ligeramente por debajo de la diferencia del 40,2% correspondiente a las pensiones cobradas en el ejercicio 2014. En el caso de España, la desigualdad era del 36,1% en 2014, según los datos ofrecidos por Bruselas.
Los eurodiputados han abogado por prever acciones "correctivas" en los sistemas de jubilación de los países de la UE, con el objetivo de ayudar a los grupos más vulnerables. También han apelado a la importancia de asegurar el principio de que dos trabajadores reciban "mismo salario por el mismo trabajo".
Los eurodiputados han llamado la atención con una resolución --adoptada con 433 votos favor, 67 en contra y 175 abstenciones-- sobre los desequilibrios en el mundo laboral y familiar de los europeos en función de su sexo y han reclamado medidas para atajarlo.
Entre las necesidades que apunta la Eurocámara figura la necesidad de iniciativas que permitan a las mujeres trabajar más tiempo, con paros "más limitados" en el desarrollo de su carrera laboral.
No en vano, el 32% de las mujeres en la UE trabajan a tiempo parcial, frente al 8% de los hombres que tienen este tipo de jornadas reducidas.
Además, la resolución de la Eurocámara ha incidido en el desarrollo de campañas pedagógicas y de sensibilización sobre la igualdad de género y ha abogado por políticas que ofrezcan más estructuras de apoyo para el cuidado de menores o familiares en dificultades.