Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Eurocámara aprueba el intercambio automático de información sobre titulares de cuentas bancarias

El Parlamento Europeo ha dado este martes su visto bueno al intercambio automático dentro de la Unión Europea de información sobre titulares de cuentas bancarias, una propuesta de la Comisión Europea que busca combatir la evasión fiscal tras los escándalos conocidos en las últimas fechas, como el de los 'papeles de Panamá'.
El pleno de la Eurocámara ha aprobado con 590 votos a favor, 32 en contra y 64 abstenciones nuevas normas que obligan a las autoridades fiscales de los Estados miembros con competencias frente al blanqueo de capitales a compartir de manera automática con sus equivalentes en otros países información sobre el saldo de las cuentas bancarias, los ingresos por intereses y dividendos.
En la resolución, los eurodiputados destacan que los vínculos entre le lavado de capitales, la financiación del terrorismo y la evasión fiscal "evidencian la importancia de la cooperación y coordinación" entre los socios del euro.
El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, ha destacado durante el debate en la Eurocámara que "la fiscalidad es uno de los ámbitos en los que la justicia es un imperativo", un aspecto más importante si cabe "si se tienen en cuenta los escándalos que se han conocido" en las últimas fechas.
"(Los escándalos) han demostrado que, a pesar de los avances que hemos hechos en el ámbito de la transparencia fiscal, los defraudadores y aquellos que no quieren pagar impuestos se pueden esconder siempre en esa opacidad de estructuras 'offshore'. Esta Comisión ha dado un paso de gigante en el ámbito de la fiscalidad", ha defendido.
El Ejecutivo comunitario presentó su propuesta para revisar la legislación antiblanqueo en julio y el Consejo de la UE, donde están representados los veintiocho países del bloque comunitario, dieron luz verde en septiembre.
La aprobación este martes por parte del Parlamento Europeo permitirá su entrada inmediata en vigor. Los países de la Unión Europea deben desarrollarla antes del final de 2017.