Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Eurocámara pide reducir las excepciones en un futuro sistema "definitivo" de IVA en la UE

El Parlamento Europeo ha celebrado este jueves la intención de la Comisión Europea de proponer antes de 2017 un sistema definitivo de IVA que sea "sencillo, equitativo, sólido, eficiente y menos vulnerable al fraude", a la vez que ha subrayado que es "importante" reducir el número de excepciones para combatir el fraude.
La resolución aprobada por el pleno de la Eurocámara ha acogido "favorablemente" el plan de acción presentado por el Ejecutivo comunitario en abril de este año y defiende que "el mejor modo y más eficiente para atajar el fraude es un sistema de IVA sencillo con el tipo más bajo posible".
En este sentido, los eurodiputados han señalado que es "fundamental" que los socios comunitarios adopten una política fiscal coordinara y mejoren la velocidad y la frecuencia de su intercambio de información sobre comercio intracomunitario, con el objetivo de luchar contra la evasión y la elusión fiscal.
Los ingresos por IVA en la UE suponen un billón de euros al año, el 7% de PIB, según los últimos datos disponibles. Sin embargo, el fraude del IVA equivale anualmente a unas pérdidas de 168.000 millones y el fraude transfronterizo se estima en unos 50.000 millones al año.
Así, el Parlamento Europeo ha pedido a los Estados miembros que simplifiquen sus sistemas tributarios y los hagan más coherentes para facilitar el cumplimiento, prevenir, disuadir y castigar el fraude y la evasión, y al mismo tiempo incrementar la eficiencia de la recaudación del IVA.
Además, el pleno del Parlamento Europeo ha apoyado la primera de las opciones de Bruselas con respecto a la lista de productos a los que se aplica un IVA reducido. En concreto, se ha pronunciado a favor de realizar una revisión periódica de esta lista y ha reclamado que se tengan en cuenta prioridades políticas, aspectos sociales, de género, de salud, medio ambientales, de nutrición y culturales.
En cambio, la Eurocámara defendido que la alternativa (eliminar el listado y dar libertad a los Estados miembros) "podría causar una importante distorsión de la competencia y general problemas en el mercado interior".
Por otro lado, los eurodiputados comparten el punto de vista de Bruselas de que el sistema de IVA por el que se opte deberá basarse en el principio de imposición en el país de destino final de los bienes y servicios, "dado que no sería posible aplicar el principio de país de origen".
En cualquier caso, han pedido a la Comisión Europea que estudie las consecuencias de invertir el sistema actual, de manera que sea el cliente el responsable de pagar el IVA en lugar del proveedor, para "ver si con ello se simplificaría la situación para las pymes al tiempo que se reduciría el fraude".