Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Eurocámara aprueba la adhesión de Ecuador al acuerdo comercial de la UE con Perú y Colombia

Existirá un mecanismo para proteger a los productores europeos de plátanos ante importaciones elevadas de esta fruta
El Parlamento Europeo ha respaldado este martes la adhesión de Ecuador al acuerdo de libre comercio que sus vecinos Perú y Colombia tienen con el bloque comunitario desde hace varios años y que incluirá un mecanismo de protección para productores europeos de plátanos si las importaciones de eta frutas superan una determinada cantidad.
El pleno de la Eurocámara ha aprobado con 544 votos a favor, 114 en contra y 44 abstenciones el protocolo de adhesión de Ecuador a este pacto comercial, que tiene el objetivo de suprimir, en un plazo de 17 años, los gravámenes para el 96% de los aranceles, aunque cuando entre en vigor la UE lo hará para el 95% de los capítulos y Ecuador para el 60%.
Según cálculos de la Comisión Europea, los exportadores comunitarios se ahorrarán al menos 106 millones de euros anuales en aranceles, mientras que el beneficio para los ecuatorianos serán de 250 millones aproximadamente.
De esta forma, Quito conservará el acceso preferencial al mercado comunitario, un estatus que hubiera perdido en virtud de una reforma del sistema de preferencias comerciales de la UE y se beneficiará de un acceso más fácil para sus principales exportaciones a la UE, como el pescado, las flores cortadas, el café, el cacao, las frutas y los frutos secos.
No obstante, se aplicará un mecanismo de estabilización en el caso de las importaciones de plátanos, con el objetivo de proteger los intereses de los productores europeos. Ecuador es el mayor exportador de plátanos a la UE, con una cuota del 26% del total.
Los negociadores de la Eurocámara y del Consejo de la UE (la institución que representa a los Estados miembros) alcanzaron este martes un acuerdo político para poner en marcha este instrumento, que se estará regulado en otro texto legislativo y que permitirá la suspensión de las preferencias de esta fruta a partir de un volumen determinado de exportaciones.
La UE intentó durante años negociar un pacto comercial con los países andinos como bloque, pero la falta de avances llevó a Bruselas a plantear como alternativa un acuerdo "multipartes" con los países más receptivos.
Ecuador abandonó las conversaciones multilaterales en 2009 y el acuerdo se firmó finalmente en 2012 con Perú y Colombia. Los Veintiocho y Ecuador retomaron en enero de 2014 los contactos y en unos meses lograron un acuerdo, concluido en julio de ese mismo año, sobre las especificidades para articular su entrada.
El convenio comercial prevé la eliminación de aranceles a productos industriales y pesqueros, la ampliación del acceso al mercado de productos agrícolas y el acceso a contratación pública, servicios y mercados de inversión. En el área agrícola, la UE ha negociado la protección de un centenar de Indicaciones Geográficas.
Además prevé la reducción de los obstáculos técnicos al comercio y la introducción de disciplinas comunes, entre otras, en materia de derechos de propiedad intelectual, transparencia y competencia. También incluye disposiciones sobre la protección de los derechos humanos y el Estado de Derecho, compromisos para aplicar efectivamente los convenios internacionales en materia de derechos laborales y protección del medio ambiente.