Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Euríbor a doce meses cae en tasa diaria por debajo del -0,1%, nuevo mínimo histórico

El Euríbor, índice que al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas españolas, ha caído en tasa diaria a su mínimo histórico del -0,101%, rebajando la media mensual al -0,092%.
Así, a pesar de que el mercado especula con una paulatina normalización de la política monetaria al calor del aumento de la inflación en la eurozona, lo cierto es que el tipo interbancario prosigue su senda descendente, dando al traste con las expectativas de los bancos de una mejora en sus ajustados márgenes de intermediación.
De cerrar el mes de enero a este nivel (-0,092%), el Euríbor alcanzaría un nuevo mínimo histórico, inferior al dato registrado en diciembre (-0,08%) y sumaría casi un año en terreno negativo.
El Euríbor se adentró en febrero de 2016 en terreno negativo por primera vez en la historia ante la política ultraexpansiva del BCE para apuntalar la recuperación en la zona euro. El índice continúa hundido por debajo del 0% (nivel actual de los tipos de interés en Europa) ya doce meses consecutivos y dificulta seriamente los márgenes de los bancos.
La imparable caída del Euríbor ha llevado a los bancos a apostar especialmente desde 2016 por las hipotecas a tipo fijo frente al tipo variable. Así, la Asociación Hipotecaria Española (AHE) indica que el pasado año el crédito para la adquisición de vivienda con tipo de interés fijo representó una mayor proporción de la nueva contratación.
De este modo, solo el 46,7% de las nuevas operaciones se formalizaron con un tipo de interés variable. De los préstamos con tipo inicial fijo, el 26% corresponde a tipos de interés con un periodo de variabilidad superior a los diez años.
El presidente de la Asociación Española de la Banca (AEB), José María Roldán entiende que "un paso hacia las hipotecas de tipo fijo, que no están sometidas a variaciones, es algo que se debería considerar para el reequilibrio del mercado hipotecario de cara al futuro". "La competencia en el sector sigue siendo muy importante y es un efecto compensador de cualquier aumento de los diferenciales", señaló el pasado viernes.