Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España entrará en recesión en el primer trimestre de 2012, según BofA Merrill Lynch

España entrará en recesión en el primer trimestre de 2012, según BofA Merrill Lynchcuatro.com

El PIB de la eurozona y sus principales economías, como Francia y Alemania, volvería a cifras negativas

La economía española volverá a entrar en recesión (dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo) en el primer trimestre de 2012, después de que se contraiga siete décimas en los tres últimos meses de 2011 y seis décimas en los tres primeros meses del próximo año, según recoge un informe de Bank of America Merrill Lynch sobre la eurozona.
El Producto Interior Bruto (PIB) de España también registrará datos negativos en el segundo trimestre de 2012 (-0,3%), para después volver al crecimiento, con un incremento del PIB de dos décimas en el tercer trimestre 2012 y de cinco décimas en el cuarto trimestre.
De esta manera, BofA Merrill Lynch prevé que la economía española crezca un 0,7% este año y se contraiga un 1% en 2012, cifras bastante más negativas que las estimaciones oficiales del Gobierno, que prevén un crecimiento del 1,3% y del 2,3% para 2011 y 2012, respectivamente.
El servicio de análisis económicos de la entidad también es más pesimista en materia de empleo, ya que prevé que la tasa de paro alcance el 21,6% este año y 22,6% el próximo, frente a las estimaciones del 19,8% y del 18,5% del Gobierno.
Asimismo, tampoco cree que España logré cumplir los objetivos de déficit marcados, dado que se situará en el 6,4% en 2011, cuatro décimas por encima del objetivo, y en el 5,2% en 2012, frente a la previsión del 4,4% del Gobierno español. Por su parte, el ratio de deuda respecto al PIB espera que se sitúe en el 65,3% este año y en el 69,3% el próximo.
Recorta previsiones de la eurozona
En esta misma línea, la entidad también ha recortado en un punto su previsión de crecimiento de la eurozona para 2011, hasta el 1,5%, y cree que entrará en recesión en 2012, al contraerse tres décimas en el cuarto trimestre del año y seis décimas en el primero de 2012. Por ello, ahora prevé que el PIB de la zona euro se contraiga seis décimas el próximo año, frente al crecimiento del 0,8% previsto hasta ahora.
Al mismo tiempo, cree que todas las principales economías de la eurozona entrarán en recesión a principios de 2012. En concreto, prevé que Alemania crezca un 2,7% este año, pero se contraiga cinco décimas en 2012, mientras que en Francia el PIB subirá un 1,5% en 2011 y descenderá un 0,6% el próximo año. En el caso de Italia, la economía crecerá seis décimas este año y se contraerá siete décimas el próximo.
Según el informe, tres aspectos negativos dominarán 2012 y explican estas rebajas de las previsiones: unas políticas fiscales más estrictas en toda la eurozona, un desapalancamiento bancario y unas condiciones más duras para el crédito, y una incertidumbre persistente y cada vez mayor en torno la crisis de deuda soberana de la eurozona.
En este sentido, considera que Grecia logrará "salir del paso", aunque con una elevada incertidumbre, en el contexto de una "débil" red de protección de la eurozona. "Más allá de la agitación política actual, las perspectivas de la deuda de Grecia siguen pareciendo insostenible. En nuestra opinión, esto implica más disturbios en Grecia durante el próximo año, incluso si la situación se estabiliza un poco a mediados de diciembre", añade.
Al mismo tiempo, cree que las últimas reformas del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) parecen "difíciles de implementar", dado que los inversores exigirán una mayor seguridad y los procedentes del exterior podrían no participar finalmente el mecanismo. Además, ve improbable que consiga apalancarse lo suficiente para convencer a los mercados de que puede ayudar a Italia y a España.
Sin embargo, cree que existe una posible sorpresa positiva, en referencia a la creación de gobierno de tecnócratas en Grecia, posiblemente liderado por el que fuera vicepresidente del BCE, Lucas Papademous, o en Italia, si el ex comisario europeo Mario Monti da el paso. Aún así, recuerda que quedaría varios años de reformas estructurales y austeridad fiscal.