Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ericsson recorta un 73% el dividendo tras ganar un 87% menos en 2016

Ericsson obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.716 millones de coronas (181 millones de euros) en 2016, una cifra que representa un retroceso del 87,3% con respecto al año anterior, tras lo que el consejo de administración de la compañía tecnológica sueca propondrá una rebaja del 73% del dividendo, el primer recorte de la retribución de sus accionistas desde 2008, según informó la multinacional.
Ericsson, inmersa en una profunda reestructuración y que desde el pasado 16 de enero cuenta con Börje Ekholm como nuevo consejero delegado tras la renuncia presentada en julio de 2016 por Hans Vestberg, alcanzó una facturación neta de 222.608 millones de coronas (23.543 millones de euros) en 2016, un 9,8% por debajo del dato del año anterior.
En el cuarto trimestre, Ericsson sufrió pérdidas de 1.604 millones de coronas (169 millones de euros), frente al beneficio neto atribuido de 7.056 millones de coronas (746 millones de euros) del mismo periodo de 2015, mientras sus ventas disminuyeron un 11,3%, hasta 65.215 millones de coronas (6.897 millones de euros).
En este sentido, la compañía reconoció que "las tendencias negativas del sector continuaron durante el cuarto trimestre", a pesar del impacto positivo en las ventas del favorable tipo de cambio, así como del envío de 'hardware' previsto anteriormente para el primer trimestre de 2017.
Sin embargo, Ericsson señaló que una serie de mercados en regiones como Latinoamérica, Oriente Próximo y África, se vieron afectados por la debilidad del entorno macroeconómico, lo que tuvo un impacto negativo en las inversiones en banda ancha.
"En el corto plazo, la estabilidad será clave para establecer una base fuerte para el crecimiento futuro", declaró el presidente y consejero delegado, Börje Ekholm, subrayando que Ericsson "dará prioridad a la rentabilidad sobre el crecimiento".